Agua mágica de San Juan, para la noche del 23

por | Jun 18, 2019 | Ciencia, Miscelánea | 0 Comentarios

 

Agua mágica de San Juan

Llega el  23 de junio y, con él, la “noche de San Juan”
Pocos días se prestan tanto a la traduciobal celebración de lo fantástico y lo paranormal como ese. Ya que esa noche se festeja el solsticio de verano.
Se cree que el “agua de San Juan” posee propiedades preventivas (contra las afecciones cutáneas, por ejemplo), cosméticas (aporta belleza y buen color y rejuvenece la piel) y también mágicas (limpia las envidias y los malos augurios).
La selección de plantas que se incluyen evoca a su vez otras tradiciones propias de países europeos de la vertiente atlántica, como por ejemplo la “Midsummer’s Eve” o “herbs night” británica.
Solo necesitarás las conocidas como “hierbas de San Juan” y un cacho – barreño con agua.
Según la tradición deben ser las mujeres las que recojan las hierbas y las pongan a remojo en agua que hayan traído de 7 fuentes. Y, como ya imaginará, tampoco vale cualquier planta.
La tradición asegura que, lavándose la cara con esa agua al alba, tras haberla dejado toda la noche a la intemperie, alejará los malos espíritus.
 
 1er paso:
 
Preparar el “cacho”, que consiste en un barreño con agua y con las conocidas como “herbas de San Xoán” (hierbas de San Juan).
2o paso:
 
Se deja al rocío toda la noche y, la mañana siguiente, toda la familia debe lavarse la cara en él.

Las 7 hierbas clásicas recogidas por la tradición popular son las siguientes:

1. Hinojo

Dice la tradición magica que esta planta, espanta a los malos espíritus y al mal de ojo, e incluso se dice que llevar una ramita en el zapato izquierdo mantiene lejos a las cucarachas.

2. Helecho macho

Otra de las 7 hierbas básicas que hay que incluir en el “agua de San Juan”.

La leyenda asegura que esta planta florece solo durante la noche del 23 de junio, justo a medianoche, y que la mañana siguiente vuelve a su forma habitual.
Esas flores servirían para realizar hechizos. Además, también se creía que las brujas utilizaban las semillas del helecho para volver a la gente invisible.

3. Piorno o escobón

En la Magia Celta, es una planta sagrada para los celtas, se trata de una especie indispensable en todo “cacho” que se precie, dado que desde siempre se la ha considerado muy útil para “barrer” los malos espíritus.

Lo de barrer tiene su razón de ser, ya que precisamente esta planta se utilizaba para fabricar escobas con las que se barría el interior de las casas creyendo que así se purificaban y protegían.

4. Hipérico o hierba de San Juan

La creencia popular también sugiere que quemándolo dentro de casa se espanta a los demonios. Aunque la planta se encuentra en pleno crecimiento en esta festividad, antiguamente se creía que sus hojas segregaban un aceite rojo a finales de agosto -precisamente cuando San Juan Bautista fue decapitado-, y que las brujas esperaban a ese momento para utilizarla.

5. La malva común

Gracias a su contenido en mucílagos
Ese mismo efecto suavizante actúa en  es muy eficaz en caso de quemaduras, inflamaciones cutáneas y picaduras de insectos, al igual que ante problemas de nervios o ansiedad.


6. El romero

Según la creencia popular, es la planta que mejor purifica y protege los hogares, por lo que antiguamente se quemaba cuando había enfermos en casa.

Además, se creía que oler su madera hacía preservar la juventud.

7. La hierba luisa

Aporta un olor fantástico a la mezcla de las hierbas de San Juan.

Como curiosidad, sepa que se cree que fue la costumbre de utilizar esta planta durante las celebraciones de esta noche la que terminó dando el nombre de verbena a la celebración de cualquier fiesta popular.
Se decía que nunca podía faltar en el barreño si una mujer joven deseaba encontrar marido, ya que es la planta de los ritos y hechizos amorosos por excelencia.
Hasta aquí la recolecta de las 7 plantas más conocidas y todavía más usadas en la elaboración del “agua de San Juan”.
Por supuesto existen variantes segun la zona geográfica en las que se sustituyen alguna de la plantas. Por ejemplo, por rosa silvestre (Rosa canina), por tomillo (Thymus vulgaris), por ruda (Ruta graveolens), artemisa (Artemisia vulgaris), laurel (Laurus nobilis), orégano (Origanum vulgare), marcela (Achyrocline satureioides), vid blanca (Vitis vinifera)… Y también por hojas de nogal (Juglans regia), de roble (Quercus robur) o de higuera (Ficus carica), considerados tres árboles sagrados para los celtas.
 

¿Cómo se prepara el “agua de San Juan”?

Hay quien recomienda tapar con cardos o zarzamoras el barreño para protegerlo de los malos espíritus o meter en su interior monedas y dejarlo así toda la noche.

La mañana siguiente, nada más levantarse (a ser posible antes del amanecer o justo con los primeros rayos de sol y antes de mirarse en el espejo), hay que lavarse con esa agua. Puede ser solo la cara o todo el cuerpo, como se prefiera.
Y ya nos contarán el resultado en este Post.

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: