Beber mucho café y comer poco – La dieta de Silicon Valley

 

Las dietas extremas siempre han estado presentes para aquellos que han querido perder peso de manera rápida.

Si se deja de comer, es lógico que se pierda peso. La cafeína ayuda a producir una mayor energía a través de la oxidación y el ayuno puede ayudar a controlar la sensación de apetito.

Y aunque lo anterior es cierto, las personas no pueden basar una dieta que únicamente logra regular el metabolismo, porque este tipo de restricción alimenticia por medio del ayuno, provoca que el cuerpo pierda muchos nutrientes y empiece a descompensarse.

Evitar comer puede causarte enfermedades, estrés, cansancio, poca concentración, malestares… lo ideal es que te olvides de este tipo de dietas y te decidas por comer bien y alimentos beneficiosos para tu salud.

Más que “peligroso”, podemos concluir que es innecesario e incomprensible. Lo que hay que promover es buenos hábitos para que nunca tengamos que llegar a estas prácticas.

Por si fuera poco, tras este periodo de restricción, habrá que retomar la ingesta de alimentos. ¿Qué se hará entonces? ¿Volver a los malos hábitos que nos han llevado a una situación de necesitar una dieta? No es ni mucho menos un abordaje responsable ni que empodere a las personas para tomar elecciones más saludables.

 

Pin It en Pinterest