Calor, Cerveza en verano y tripita, Respuesta s NDV, a este hándicap

“La cerveza es una bebida tradicional que se contempla dentro de la dieta mediterránea”.
“Nutricionalmente, predomina la presencia de agua, una cantidad  (entre 4,5 y 7,5%) de alcohol, maltodextrina, que es un carbohidrato,  lúpulos, algunas vitaminas del grupo B como el ácido fólico y algunos minerales que no son muy frecuentes en la dieta, como es el caso del silicio”.
No es un mito: la cerveza tiene algunas propiedades interesantes para la salud.
Desde el punto de vista de la salud, quizás lo más llamativo de la cerveza es su capacidad antioxidante, que se ha demostrado en numerosos estudios científicos”.
Respecto al silicio, este experto apunta a los numerosos estudios en marcha alrededor del posible papel que este mineral podría representar para la salud ósea. “Como parece, la cerveza junto con los cereales integrales y el plátano, podrían ser alimentos interesantes por su elevado contenido en silicio”.
“En el caso de las mujeres, el contenido en ácido fólico de la cerveza (aun siendo moderado) siempre será interesante”.
“La salud se beneficia siempre de un estilo de vida saludable, en su conjunto, no sólo por tomar este o aquel alimento o bebida de forma aislada”.
En cuanto al consumo, este debe ser moderado:
“es importante señalar que en el caso de la cerveza tradicional su consumo debe de ser moderado y no superar la ingesta de una o dos cañas para una mujer y dos o tres en un varón”.

¿Que hay sobre la leyenda de que su consumo aumenta la tripa?

“Debemos recordar aquello de que Cualquier alimento o bebida consumida en exceso puede acabar acumulándose como grasa”.
Pero “la cerveza consumida de forma razonable y moderada no contienen más que 45 calorías por 100 ml”. Esto significa que una caña de cerveza contiene unas 90 calorías.
“Si se trata de la cerveza sin alcohol hablaríamos de entre 14 y 17 calorías por 100 ml, es decir, la cerveza no es una bebida especialmente calórica y en caso de tener ‘barriguita’ lo importante es vigilar el conjunto de la dieta y no echarle la culpa al consumo moderado o esporádico de cerveza”.
Nuestro consejo NDV para la cerveza y el verano y hace mucho calor:
“Quitarte la sed con agua y, después, si te apetece disfrutar de una cerveza, hazlo pero preferiblemente con algún alimento”.
https://youtu.be/hmC5vBSHvkM

Pin It en Pinterest