Como Incide  la luz que genera un laser y/o fuente de luz que recibe la piel

En este Post vamos a centrarnos en el destino de la luz generada por dispositivos laser y/o fuentes de luz que incide en la piel del paciente:

.- Reflexión: Aproximadamente el 4-6% de la luz que recibe la piel es reflejada a nivel del estrato córneo.

.- Absorción: La absorción de fotones se describe por la ley de Beer que dice que la intensidad de la luz de una longitud de onda determinada que se transmite a través del tejido, depende de tres factores:

a) La intensidad inicial,

b) La profundidad de penetración,

c) La longitud de extinción (la distancia a la que es absorbido el 90% del haz de luz).

Sin absorción de la luz, no puede haber efecto en el tejido. Cuando el fotón es absorbido por una molécula diana o cromóforo, toda su energía se transfiere a esa molécula.

Los cromóforos endógenos importantes son la melanina, la hemoglobina, el agua y el colágeno.

El efecto biológico térmico es la fototermólisis selectiva que reúne los siguientes criterios:

a) Longitud de onda ideal (nm),

b) Duración de la exposición ( que debe ser menor o igual que el tiempo necesario para “enfriar” el target – blanco,

c) El suficiente flujo energético para alcanzar una temperatura que dañe dicho blanco.

d) El tamaño del spot que determina la cantidad de fotones entregados.

.- Dispersión: La dispersión de la luz  en la piel,  se debe en gran medida al colágeno de la dermis. Dado a que la molécula de colágeno es similar en tamaño a la longitud de onda visible y cercana del infrarrojo, la dispersión es principalmente hacia delante, pero ocurre la suficiente dispersión hacia atrás para aumentar – acumular la densidad de energía en la dermis superficial.

Otros dos tipos de dispersión suceden en la piel:

a) La dispersión débil en todas las direcciones

b) La causada por objetos mayores a la luz incidente, que también se dirige hacia delante.

En definitiva,  la dispersión es importante porque reduce – disminuye  rápidamente el flujo de energía que está disponible para la absorción por el cromóforo diana y, con el que se consigue el efecto clínico en el tejido. La dispersión disminuye con longitudes de onda mayores, haciendo de éstas el vehículo ideal para marcar estructuras dérmicas profundas (como los folículos pilosos).

.– Transmisión: La luz residual se transmite al tejido subcutáneo aunque esto depende en gran medida de la longitud de onda

a) Longitudes de onda cortas 300-400nm se disipan mas y penetran menos de 0.1mm.

b) Longitudes de onda entre 600-1200 nm se disipan menos y penetra – introducen a más profundidad.

 

Pin It en Pinterest