El orden en el que deberías aplicar las cremas para que sean efectivas

por | Dic 29, 2020 | Miscelánea | 0 Comentarios

Limpiadores, Sérum, contornos de ojos, cremas… La rutina de belleza diaria cada vez tiene más pasos si quieres conservar tu piel joven, sin arrugas ni flacidez.

Tan importante es que nuestro cliente utilice la mejor crema para su tipo de piel, como que se la apliques correctamente y en el orden adecuado…

Para sacar el máximo rendimiento a los productos que utilizas es importante aplicarlos correctamente, aprovechando para dar un masaje que estimule la circulación y ayude a la penetración de los activos.

Es esencial respetar el orden adecuado, porque en belleza, el orden de los factores sí altera el resultado.

Este es el orden de aplicación correcto que te recomendamos

.-. El primer paso de la rutina de belleza siempre es la limpieza, por la mañana y por la noche. Es esencial limpiar bien la piel, porque a lo largo de las horas acumula toxinas, sudor, restos de productos… que es necesario eliminar, antes de aplicar otros cosméticos.

.-. Segundo. Después de la limpieza puedes aprovechar para afeitarte, ya que los poros estarán más abiertos y será menos agresivo para tu piel.

.-. Tras el afeitado conviene aplicar un tónico que ayude a calmar la piel y equilibre su pH, o un after shave, preferiblemente sin alcohol.

.-. A continuación, el primer producto que debes aplicar es el contorno de ojos, para evitar irritaciones en esa zona tan delicada de la piel. De esta manera, esa zona ya queda delimitada y se evita que los productos posteriores puedan dañarla.

.-. El quinto producto, sería el sérum, si es que ya lo has incorporado a tu rutina, debes aplicar solo 3 o 4 gotas en la palma de tu mano y extenderlo por el rostro con la yema de los dedos dando pequeños golpes simulando el llamado ‘efecto lluvia’ o tecleteo, desde la frente hasta las mejillas, la nariz y la barbilla para estimular una penetración más profunda.

.-.  Y sexto y último la crema facial. Debes aplicarla manteniendo los dedos planos y presionando suavemente con movimientos ondulares (efecto ola) desde dentro hacia fuera para mejorar la circulación sanguínea. No te olvides del cuello y el escote. Estas partes del cuerpo son tan importantes como el rostro y pueden hidratarse de la misma forma.

No hay que olvidar que, por la mañana, tendrías que acabar con el fotoprotector, que es necesario todo el año, para proteger la piel de los rayos UV, infrarrojos y la luz azul (la que emiten los portátiles, móviles y tablets).

Por la noche

.-.  Limpiar el rostro, aplicar después el exfoliante y luego la mascarilla, que tendrás que dejar actuar el tiempo que indique el fabricante, no por dejarla actuar más tiempo, conseguirás mejores resultados.

.-. Después de eliminarla, continúa con tu rutina habitual, es decir: contorno de ojos, sérum y crema.

Simplificando la rutina de belleza

Siempre hay que empezar por el producto más ligero y terminar con el más denso. 

¿Por qué?

Si aplicamos un producto muy denso, este no permitirá la penetración de otro más ligero. Este orden hay que respetarlo porque, si no lo hacemos, los cosméticos no cumplirán las funciones para las que los estamos usando.

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest