Durante el invierno también es importante, el uso de fotoprotectores solares

En esta estación los  senderistas y  esquiadores tienen la piel está expuesta a agentes externos sobre todo en parajes nevados donde se reflejan las radiaciones solares y, por tanto, es necesario protegerla para evitar quemaduras, deshidratación o sequedad. Hay que recordar que la intensidad de radiación ultravioleta aumenta aproximadamente entre un  9-12 por ciento por cada 1.000 metros altitud.

Pero no sólo la piel sufre, sino también los labios, estos apenas tiene melanocitos por lo que son mas sensibles a las agresiones externas y  exposición solar.

Recordar que durante esta estación el viento y el frío resecan la piel, por lo que hay que aportarle un plus de hidratación para evitar las consecuencias de los climas mas extremos.

Por ultimo los filtros protectores se deben aplicar antes de salir de casa y se debe renovar la aplicación cada 2-3 horas, como en la playa durante el verano, para así evitar las quemaduras solares que pueden provocar daños irreversibles en la piel.

Las quemaduras son consecuencia del daño inducido por  el exceso de exposición de nuestra piel a las radiaciones ultravioletas en el ADN de las células.

 

 

Pin It en Pinterest