Los Rellenos dérmicos pueden ocasionar Pérdida de visión y ceguera ¿Cómo evitar esta situación?

por | Sep 28, 2021 | Ciencia, Miscelánea | 0 Comentarios

El envejecimiento facial asociado con la pérdida de volumen se puede abordar con rellenos. Las inyecciones de relleno de tejidos blandos permanecen entre los cinco principales procedimientos cosméticos mínimamente invasivos, realizados en 2,70 millones de casos solo en 2019.

La composición de los rellenos dérmicos inyectables incluye ácido hialurónico comercializado, hidroxiapatita de calcio, ácido poliláctico, silicona y polimetilmetacrilato.

Las complicaciones, como la pérdida de visión, son raras, pero pueden resultar en una secuela devastadora e irreversible por oclusión vascular iatrogénica

En comparación con las neurotoxinas, las complicaciones del relleno ocurren con mayor frecuencia y suelen ser más graves. Se informó un total de 3.782 eventos adversos en la experiencia de dispositivos de instalaciones de usuarios y fabricantes de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. De 1993 a 2014

Las complicaciones más graves del relleno incluyen necrosis vascular (8,5%), reacción anafiláctica (5,5%), reactivación autoinmune (0,7%), ictus (0,1%) e incluso la muerte (0,1%).

Las alteraciones visuales representaron el 1,5% de los eventos adversos informados, más comúnmente asociados con el ácido hialurónico y el relleno de ácido poli-L-láctico.

¿Cómo podemos evitar esta situación?

Para evitar esta situación es muy importante Comprender la anatomía facial, las características específicas del relleno y tener una técnica de inyección segura es crucial para asegurar resultados estéticos óptimos y evitar complicaciones.

El personal técnico debe poder reconocer las complicaciones tempranas y tratarlas de manera adecuada, especialmente si se encuentran con pérdida de la visión.

.-. Conocer la Vasculatura facial

La definición de “zonas seguras” y “zonas peligrosas” para las inyecciones puede ser un desafío, ya que la anatomía vascular de los pacientes es muy variable con múltiples anastomosis.

El riego sanguíneo arterial de la cara surge de la arteria carótida externa (arteria facial, arteria facial transversal y arteria temporal superficial) mientras que el riego sanguíneo arterial de la órbita surge de la arteria carótida interna (arteria oftálmica). D

entro de una quinta parte de la población, la arteria ciliorretiniana se origina en una rama de la arteria ciliar posterior en lugar de la arteria oftálmica que permite un modo alternativo de perfusión del nervio óptico y la mácula.  Esto explica la conservación de la visión en casos de oclusión de la arteria central de la retina.

.-. Consideraciones anatómicas

La glabela, la sien y los pliegues nasolabiales son regiones donde la vasculatura subyacente puede potencialmente anastomarse (una conexión creada entre estructuras tubulares, como los vasos sanguíneos o las asas del intestino) con la arteria oftálmica.

Cerca de la glabela, las arterias supratroclear y supraorbitaria se encuentran a 17 mm y 27 mm de la línea media, a veces dentro del pliegue corrugador. La migración retrógrada puede ocurrir a través de anastomosis directas desde estos haces neurovasculares hasta la arteria oftálmica.

La fosa temporal contiene la arteria temporal superficial ubicada dentro de la fascia temporal superficial. Si bien las inyecciones en esta región se realizan típicamente al nivel del periostio, las inyecciones en la capa más superficial pueden resultar en una anastomosis con la arteria temporal superficial a la arteria supratroclear y supraorbitaria a la arteria oftálmica.

Adicionalmente, una rama de la arteria temporal superficial conocida como arteria cigomática-orbitaria también puede proporcionar anastomosis directa a la arteria oftálmica. Por debajo del borde orbitario inferior, la arteria infraorbitaria puede anastomosarse con los haces neurovasculares supraorbitario y supratroclear.

Dentro de los pliegues nasolabiales, la arteria facial da lugar a la arteria nasal angular, nasal dorsal y nasal lateral que puede anastomosarse directamente con la arteria oftálmica.

https://www.nutridermovital.com/

.-. Técnicas de inyección

Se pueden utilizar ciertas técnicas de inyección para evitar la oclusión intravascular y muchas de las sugerencias que se describen a continuación se basan en la experiencia personal del autor.

La constricción del flujo sanguíneo arterial con anestésico local y epinefrina puede minimizar la posibilidad de canulación. Sin embargo, el volumen extra de la estética puede distorsionar la anatomía natural del paciente.

Para minimizar la presión de expulsión, se deben inyectar pequeños volúmenes de relleno de forma controlada y lenta.

El movimiento constante de forma retrógrada o anterógrada con pequeños volúmenes puede minimizar la punción vascular.

La presión digital de las arterias cercanas puede proporcionar resistencia para evitar el flujo retrógrado a la arteria oftálmica.

El debate sobre la seguridad de la cánula continúa siendo discutido, donde las cánulas más grandes (22 o 25G) pueden disminuir el riesgo de penetración.

Sin embargo, los estudios anatómicos han demostrado la capacidad de una cánula para penetrar una arteria. inserción de agujas debe colocarse perpendicularmente para evitar el contacto con un vaso, ya que cualquier ángulo puede permitir la penetración. Las agujas de menor calibre pueden penetrar fácilmente un recipiente.

Se puede realizar una aspiración para asegurarse de que no se vea sangre a través de la jeringa. Sin embargo, incluso pequeños movimientos de la jeringa pueden cambiar la posición en la aguja.

.-. La glabela es uno de los mayores riesgos de necrosis cutánea y ceguera vascular. Dada la delicada región, se recomiendan los rellenos de ácido hialurónico, ya que son reversibles y tienen una excelente integración.

Deben realizarse inyecciones superficiales en la glabela, ya que los haces neurovasculares se encuentran en la profundidad de esta región.

La aguja debe colocarse paralela a la glabela e inyectarse de forma lineal retrógrada. Por lo general, se requieren alrededor de 0,3 a 0,5 ml de volumen de relleno.

En la parte superior de la frente, las inyecciones deben ser profundas en el periostio a medida que la vasculatura asciende más superficialmente.

.-. Deben tenerse en cuenta consideraciones específicas al inyectar dentro de la región temporal:

Se puede palpar la arteria temporal superficial. Las inyecciones deben ocurrir profundamente en el periostio, superomedial a la línea temporal de fusión y posterior a la línea del cabello. Estar 1,5 cm por encima del arco cigomático evitará la vena temporal media.

Alternativamente, se puede realizar un sitio de inyección 1 cm superior y lateral a la cola de la ceja. Se puede aplicar presión digital de los haces neurovasculares. Por lo general, se inyectan alrededor de 0,5 a 1,0 ml de relleno en cada lado.

https://www.nutridermovital.com/

.-. En los canales de lágrimas:

Las inyecciones deben colocarse profundamente en el periostio. Se debe tener cuidado de evitar el agujero infraorbitario, en línea con el limbo medial.

Las inyecciones deben colocarse lateralmente en profundidad en el periostio. Si se requiere una inyección medialmente, puede masajearse digitalmente o colocarse con una cánula. Solo se requiere una pequeña cantidad de volumen de 0.05 – 0.1 mL de relleno.

.-. A lo largo de la mitad de la cara:

Las inyecciones deben colocarse profundamente en el periostio. La aguja debe colocarse perpendicular al periostio a lo largo del cigoma. Se colocará un volumen inyectado de 0,5 a 1,5 mL a cada lado con la guía de las líneas de Hinderer.

.-. En la región nasolabial:

Se pueden realizar inyecciones tanto dérmicas profundas como subcutáneas superficiales en los dos tercios inferiores.

Las inyecciones en el tercio superior de esta región deben ocurrir en un plano preperióstico y 2-3 mm por encima del surco alar para evitar la canulación de la arteria o vena facial.

Se puede considerar una técnica de abanico o un depósito profundo en el periostio en la unión de la nariz y la parte superior de los pliegues labiales nasales.

.-. En los pliegues labiales nasales:

Se puede utilizar el uso de roscado lineal retrógrado, abanico y punción en serie. En las comisuras orales, se puede utilizar un sombreado cruzado por encima y por debajo del borde bermellón en la esquina del labio. Debe evitarse la arteria labial inferior.

No se ha informado de casos de ceguera como resultado del aumento de labios, pero teóricamente puede ocurrir con anastomosis de la arteria labial superior.

Una pequeña inyección con una cánula o aguja, paralela al borde del labio, permite una técnica segura.

Se debe tener cuidado en el tercio medial del labio, donde la arteria labial superior discurre más superficialmente en la unión mucosa húmeda-seca del labio superior.

Deben evitarse las inyecciones profundas dentro de la mucosa oral y en las comisuras orales.

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest