NDV Reducell System Tecnología Multi-Funcional, que Tiemble la Grasa III (Continuación)

por | Abr 30, 2018 | Ciencia | 0 Comentarios

NDV Reducell System Tecnología Multi-Funcional, que Tiemble la Grasa III (Continuación)

La edad, tipo de piel, falta de tono muscular, una mala alimentación, la pérdida de peso… todos estos factores influyen en la pérdida de firmeza y el descolgamiento de la piel. No todos los sistemas son eficaces en todos los tipos de grasa.

Hoy queremos recordaros nuestro sistema de Tecnología Multi-Funcional

El sistema (NDV Reducell System)  facilita un mecanismo de acción-reacción:

Térmico, Mecánico, Químico – Metabólico

Ondas de Choque:

Una de las energías más eficaces para luchar contra la grasa y la celulitis.

Son ondas acústicas de pulso único que alcanzan un pico de energia – presión muy alto en muy poco tiempo, se propagan – transmiten  por los tejidos mediante vibraciones o impulsos y su efecto mecánico produce una cascada de beneficios en las estructuras tisulares. La onda se genera desde el cabezal del manípulo pasando por todas las capas de la piel hasta llegar donde está la celulitis. Las ondas de choque obtienen mejores resultados en determinados tipos de celulitis, principalmente en:

a) La celulitis fibrosa

b) Celulitis edematosa aunque no en todos los casos

En la actulidad se utilizan tres tipos de ondas de choque:

a) Vibraciones de alta frecuencia:

Generan reflejos de estiramiento 35 veces por segundo lo que produce la contracción que el músculo se contraiga.

b) Ondas de choque focales:

Son ondas acústicas con mucha energía que llegan a las capas más profundas de la piel cuyo efecto es permeabilizar los adipocitos para permitir que la grasa acumulada en la zona tratada salga a la sangre.

c) Ondas de presión radiales:

Su función es alisar la textura de la musculatura y drenar hacia el canal linfático los desechos que tenemos en la piel.

La combinación de estas ondas se logra:

a) La rotura parcial de los nódulos de grasa que son los responsables de la celulitis y la apariencia de la piel de naranja.

b) Mayor activación de la circulación y drenaje de la zona,

c) Aumentar el ritmo del metabolismo favoreciendo la eliminación de las grasas acumuladas.

d) Generación de nuevo colágeno.

e) Mejora el sistema linfático y vascular, ayudando a eliminar la piel de naranja.

Carboxiterapia:

Consiste en la aplicación del gas dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones en los tejidos afectos, de forma que se puede obtener un resultado muy localizado. Los resultados que se obtienen dependen enormemente de la cantidad de CO2 que se introduce, estando entre 500 y 1000 mililitros por sesión. Produce en la circulación una mejora del intercambio gaseoso, reestableciendo la microcirculación, aumentando la cantidad y velocidad de flujo sanguíneo y rompiendo el círculo vicioso que se produce en los tejidos afectos.

La carboxiterapia –  CO2 infiltrado, permite que se mejore la microcirculación de la zona, aumenta la vasodilatación, y estimula la formación de vasos sanguíneos nuevos. También estimula el drenaje linfático y tiene una acción lipolítica en los adipocitos.

 

Mesoterapiterapia:

Consiste en la infiltración intradérmica o subcutánea de distintas sustancias homeopáticas a dosis pequeñas, por múltiples infiltraciones (mediante pistola o inyección manual) inyectadas en la zona a tratar. La mesoterapia estimula la producción de colágeno, rompe la celulitis, mejora la circulación, favorece el drenaje linfático y venoso, y actúa sobre la grasa, favoreciendo el adelgazamiento.  Los especialistas aconsejan una media de 7 a 12 y se debe suministrar 1 cada semana.

Algunos principios activos que nuestros médicos aplican con mayor frecuencia para tratar la celulitis con mesoterapia son:

  • Artichoke: Extracto de alcachofa para eliminar las células grasas.
  • Meliloto: Agente vasoprotector y anticoagulante.
  • Péptidos biomiméticos: Potenciadores del metabolismo de las células.
  • L-Carnitina: Aminoácido que facilita el metabolismo de la grasa.
  • Fosfatidilcolina: Fosfolípido responsable de la emulsión de los lípidos.

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: