Rejuvenecimiento Facial Estimulador de Colágeno con Ondas de Choque AWT®

Las ondas acústicas (conocidas también como ondas de choque) son un tipo de terapia que consiste en la aplicación de ondas acústicas de pulso único que alcanzan un pico de presión muy alto en muy poco tiempo. La terapia de ondas de choque es un tratamiento facial innovador que estimula las fibras de colágeno del rostro, procedimiento con el cual se consiguen resultados increíblemente espectaculares. La formación de colágeno se produce de forma natural, por eso gracias a esta técnica conseguirás ese aspecto joven que tanto deseas y, lo mejor de todo, con una apariencia totalmente natural. Ondas de choque, una tecnología en vanguardia que sigue sumando usuarios y tratamientos, dada su eficacia comprobada.

Efectos y resultados

Este es un método no invasivo, por tanto no se necesita aplicar anestesia local, ni requiere de ninguna inyección. Tampoco suele causar dolor, quizá el paciente puede notar un poco de incomodidad (dependiendo de su tolerancia al dolor), pero cabe destacar que se puede ajustar la intensidad del tratamiento en todo momento.Ventajas y resultados, que ese traducen en:

» Despertar celular. Su aplicación en el rostro consigue aportar a las células de la piel toda la energía perdida, de manera que la célula se reactiva en todas sus funciones metabólicas, trabajando al 100% en la síntesis de colágeno, elastina con la consecuente regeneración celular y oxigenación, lo que se aprecia visualmente en un efecto de piel luminosa y llena de energía.

» Efecto lifting. Además las ondas de choque tienen un efecto lifting que reposiciona los tejidos cutáneos faciales, recolocándolos en la musculatura, con un efecto tensor que recupera la definición del óvalo facial y de todo el contorno. Pómulos, mejillas, labios, cejas y párpados recuperan su posición con un efecto de levantamiento natural.

» Drenaje circulatorio. Las ondas de choque actúan drenando la retención de líquidos alrededor de los ojos, con un efecto de desinflamación de los tejidos, suavizando el aspecto cansado de la mirada, párpados y bolsas.

En solo 30 minutos consigue despertar las células que reactivan todas sus funciones y la piel aparece llena de energía y luminosidad desde  la primera sesión”.

Un tratamiento con ondas de choque que trabajan a una profundidad de 0 a 2 cm de la piel y entrega la misma cantidad de energía en toda la profundidad de la piel y que no tiene efecto lipolítico (no degrada las grasas).
» La terapia puede realizarse en cualquier tipo de piel, incluso en las bronceadas. Aunque personas con problemas de coagulación, inflamación, que tomen tratamientos con corticoides o tengan problemas oncológicos no pueden beneficiarse de esta terapia.
» El número de sesiones como mínimo ha de ser de 5 y no duran más de 20 minutos cada una de ellas. La frecuencia de las sesiones es de una o dos a la semana.

» Es totalmente compatible con todas las terapias de medicina estética, siguiendo las recomendaciones pautadas por nuestros médicos especialistas según cada caso en particular.

» Este tratamiento permite una incorporación inmediata a la vida cotidiana, sin necesidad de cuidados especiales.

»    No es adecuado para:

Enfermedades tumorales oncológicas.

Enfermedades relacionadas con la coagulación.

Tratamientos anticoagulantes.

Patologías neurológicas.

Embarazo y lactancia.

Terapia con corticoides.

Inflamaciones agudas.

Sin duda, una elección para disfrutar de todos los beneficios posibles de la ciencia al servicio de la belleza. Los profesionales y clientes eligen ondas de choque por sus sus efectos inmediatos y duraderos rigor científico y resultados probados,por sus efectos inmediatos y duraderos en facial y corporal.

 

Pin It en Pinterest