Serrapeptasa una enzima proteolítica:

La serrapeptasa libera al cuerpo de todos los tejidos muertos sin atacar las células vivas del entorno.

Su acción está más focalizada que la de los antiinflamatorios no esteroideos, que inhiben la acción de las enzimas COX-1 y COX-2.

Con la serrapeptasa no irrita el sistema digestivo. De hecho, no se ha observado que los tratamientos con serrapeptasa tengan ningún efecto secundario. Se evitan numerosos efectos indeseables de los antiinflamatorios no esteroideos:

 

  • ardor en el tubo digestivo
  • úlceras
  • erosión del intestino
  • hemorragia o perforación de las mucosas gástricas
  • insuficiencia renal
  • hipertensión arterial y otros problemas cardiovasculares
  • hepatitis medicamentosa del hígado
  • edemas (hinchazón) en las piernas
  • ataques de asma

 

Aunque se debe tener encuenta que La serrapeptasa no es tan eficaz para el dolor como los antiinflamatorios no esteroideos que se conocen y ya hemos nombrado anteriormente en este articulo.

 

Múltiple acción

La serrapeptasa actúa de tres maneras diferentes sobre las inflamaciones:

  1. Reduce el dolor al bloquear en los tejidos inflamados la secreción de las bradiquininas, que provocan el dolor.
  2. Diluye los fluidos que se producen en una inflamación, lo que acelera la circulación de los fluidos y la reparación de los tejidos. Un estudio japonés ha demostrado que la serrapeptasa volvía más líquida la mucosidad nasal.
  3. Disuelve las fibrinas, unos subproductos de la coagulación sanguínea, así como los demás tejidos muertos o dañados, sin tocar los tejidos sanos. Esto podría permitir la disolución de la placa de ateroma, sin dañar el interior de las arterias. Una placa de ateroma aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  4. Impide que los elementos tóxicos producidos en los tejidos inflamados se acumulen en el cuerpo.

 

 

Los médicos ya la utilizan

Al constatar la eficacia de la serrapeptasa, numerosos médicos se pusieron a recetarla en sustitución de los tratamientos contra el dolor y antiinflamatorios habituales en caso de cirugías, otorrinolaringología, ortopedia, ginecología e intervenciones dentales.

 

Pin It en Pinterest