3 alimentos que combaten el TDAH 

por | Ene 24, 2018 | Ciencia | 0 Comentarios

3 alimentos que combaten el TDAH 

El TDAH, o trastorno de déficit de atención e hiperactividad, es una afección psicológica que presenta su cuadro sintomático más característico durante la infancia, y que al no ser tratado correctamente puede traer graves repercusiones en el desarrollo psicológico, educativo y social de las personas.  

Teniendo eso en cuenta resulta prudente estar atento a cualquier señal que detecte este tipo de trastornos para lograr contrarrestarlos con los tratamientos señalados por los especialistas.  

Entre los síntomas más destacados que delatan la aparición temprana de este tipo de afección psicológica se encuentran: cambios de ánimo, incapacidad para permanecer sentado, inquietud, falta de atención, Incapacidad para concentrarse, berrinches frecuentes, coordinación y habilidades motoras pobres, mala memoria, impulsividad, trastornos del habla y de aprendizaje, entre otros. Si bien es cierto que esta enfermedad no tiene cura, se puede conseguir un avance significativo y una disminución de los síntomas mediante un tratamiento médico y nutricional.  

A lo largo de este artículo te estaremos revelando una serie de alimentos que son ideal para combatir el TDAH desde temprana edad, hasta la etapa adulta. Una vez lo termines de leer y descubras cuales son los mejores alimentos que puedes ingerir, no dudes en integrarlos a tu dieta y evidenciar los cambios positivos que tendrá sobre los síntomas.  

1 – Proteínas: El consumo de proteínas de por sí es muy importante para cualquier persona ya que proporciona muchos beneficios al organismo y lo ayuda a funcionar correctamente. En el caso de las personas que viven con TDAH, el consumo de proteínas cobra aún más importancia porque es uno de los nutrientes principales que ayudan a regular el estado de ánimo que se ve afectado por la ansiedad producida a causa de una alimentación irregular. 

El consumo de proteínas, preferiblemente de origen animal como los huevos, los lácteos, frutos secos y demás, son importantes de integrar sobre todo en el desayuno, ya que eso permite eliminar la ansiedad y prolongar la sensación de estabilidad en el cuerpo. Asimismo el consumo de carne, pollo o pescado es importante para mejorar otros síntomas relacionados con el trastorno de déficit de atención e hiperactividad como por ejemplo la concentración. Ese beneficio es esencial para los niños, jóvenes estudiantes o profesionales que quieran que esta enfermedad no afecte enteramente sus estilos de vida, por eso deben consumir proteínas.  

2 – Carbohidratos complejos: Otro de los grupos alimenticios que deben estar incluidos en la dieta de cualquier persona que sufra de trastorno de déficit de atención e hiperactividad son los carbohidratos complejos. Estos por lo general están presentes en los cereales integrales y orgánicos mayormente, pero no solo allí, sino que también las frutas y verduras, además de los granos enteros, son fuentes casi inagotables de este tipo de nutrientes.  

El consumo de carbohidratos complejos en un paciente con TDAH debe estar regulado a ciertos horarios del día para que preste beneficios específicos y contrarreste algunos síntomas como la falta de sueño. Por eso los alimentos antes mencionados, sobre todo los cereales, deben ingerirse en la cena para conseguir una noche apacible de descanso. Otro aporte importante de los carbohidratos complejos, es que proveen mucha fibra que ayuda a regular los procesos intestinales de las personas, sobre todo las que viven con TDAH; cuando son niños este aporte se agradece.  

3 – Ácidos grasos: Al ser una afección psicológica producto de un desequilibrio químico cerebral, el TDAH y sus síntomas se ven apaciguados cuando se consumen alimentos que sean ricos en ácidos grasos, ya que estos ayudan a regular los procesos en el sistema nervioso y por lo tanto contrarrestan ciertas reacciones producto de este trastorno.  

Los ácidos grasos, sobre todo el omega-3, se pueden conseguir fácilmente en los conocidos pescados azules: el salmón, el atún, la sardina, etc. hacer de estos ingredientes un componente constante en la dieta de una persona con trastorno de déficit de atención e hiperactividad es muy positivo. Otros alimentos donde puedes conseguir altas dosis de ácidos grasos son los frutos secos, el aceite de soja y de canola, y también la linaza. Si ninguno de esos productos te agradan, siempre puedes optar por suplementos de omega-3, también son efectivos.  

Descubre todos los pasos para hacer una dieta de eliminación y averigua como esa práctica nutricional puede ayudarte con tu TDAH.  

 Autora del Post:

Edith Gómez
Editora – gananci.com

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: