5 hábitos veganos sencillos para adoptar en tu vida

por | Jul 29, 2017 | Ciencia | 0 Comentarios

5 hábitos veganos sencillos para adoptar en tu vida

Quizás has oído hablar de los veganos, quizás no. Quizás tu mejor amigo es vegano y piensas que es muy raro o que tú no podrías ser así. Quizás ya has pensado en serlo o los repudias completamente. Si bien tienen una dieta muy diferente a la de los omnívoros, sí que tienen razón en un par de cosas.

Se tiene la creencia de que las personas que no consumen carnes ni alimentos de origen animal no están bien alimentadas. Sin embargo, según Nutrición Sin Más cualquier persona puede tener deficiencias nutricionales, es cuestión de saber balancear bien la dieta que elijas.

¿Qué es un vegano?

Pero, primero lo primero. ¿Qué es un vegano? ¿Qué hace? Quizás los asocies a los vegetarianos, y no estás tan lejos. Los vegetarianos son aquellas personas que no consumen carne directamente (ninguna clase de animal), pero sí consumen alimentos de origen animal y derivados de la leche, como huevo, queso, yogurt, mantequilla, entre otros. De estos hay diferentes tipos.

Los veganos son quienes no consumen ningún tipo de carne ni tampoco ningún producto de origen animal como los arriba mencionados. Tampoco suelen utilizar ropa o accesorios de origen animal y ningún tipo de cosa que haya sido probada en animales o los haya dañado de alguna forma. Por lo general, son acérrimos defensores de los animales.

¿Cuáles son sus beneficios?

Aunque parezca un poco excesivo este último estilo de vida, tiene sus bases bien fundamentadas y buenas razones para existir. En mi opinión, todo lo que vaya en pro de ayudar al medio ambiente, de los animales y de la salud, vale la pena un vistazo.

Realmente, estos hábitos tienen beneficios infinitos. Ni un libro me alcanzaría para explicarlos todos. Sin embargo, les adelanto que contribuye a la disminución de la contaminación ambiental y del hambre mundial. A nivel personal te libera de muchas toxinas que puede traer la carne y, en general, te hace más saludable. Además de lo obvio, que es reducir el maltrato animal.

Si te llama la atención, sigue leyendo, pues te daré formas fáciles de obtener todos estos beneficios sin mayores esfuerzos ni sacrificios.

  1. Cambia la leche de vaca por leche vegetal

La leche de vaca es uno de los alimentos que el ser humano ha intentado consumir a la fuerza por muchos, muchos años. Realmente, no está hecha para que la tomemos, por lo que a la larga trae muchos perjuicios. Ni siquiera aporta calcio, que es la principal razón que tienen las industrias lácteas para seguirla vendiendo.

En mi caso, nunca me ha gustado la leche de vaca. Sin embargo, cuando descubrí las leches vegetales y la gran variedad que había, las abracé por completo. Hay leche de almendra, de soya, de coco, de avena, de arroz y casi de todo lo que puedas imaginar. Cada una es diferente por lo que puedes fácilmente encontrar la que más te guste.

Estas aportan calcio, vitaminas y proteína, sin tanta grasa como la leche de vaca.

  1. Haz hamburguesas con legumbres

Debo aceptar que las hamburguesas tradicionales son unas de las mejores invenciones humanas. Sin embargo, nunca está de más abrirse a probar nuevas cosas, que de seguro te sorprenderán y que, además, son mucho más saludables para ti.

Estoy hablando de las hamburguesas de legumbres. Se sustituye la carne o el pollo por cualquier tipo de granos como lentejas, frijoles, caraotas, arvejas, garbanzos… Es el mismo principio del plato de la comida árabe, el falafel. Las puedes preparar como tú quieras y hay recetas realmente deliciosas, solo es cuestión de ir probando.

  1. Empieza a fijarte en los productos que utilizas

Quizás tu marca favorita de maquillaje prueba sus productos en animales, causándoles enfermedades y hasta posibles muertes. Hay muchas marcas libres de crueldad que pueden ser igual o mejores que esa paleta de sombras que estás acostumbrada a utilizar.

  1. Incorpora pequeñas sustituciones

Hoy en día existen muchos sustitutos para tus comidas preferidas, y no son de origen animal. Un ejemplo es la leche, pero también hay queso, yogurt, mantequilla e incluso carnes, y todo es delicioso. No notarás la diferencia y estarás ayudando a muchos indefensos animales.

  1. Deja de comer carne un día a la semana

Quizás esta sea una de las cosas más difíciles de lograr si se hace todos los días, pero un día a la semana te obligarás a ponerte creativo y a conseguir otros alimentos que realmente te gusten y que no hayan sido un animalito en algún momento.

Incorporar de manera paulatina estos hábitos a tu estilo de vida te hará sentir mucho mejor contigo y con el mundo en el que vivimos. Si quieres conocer más dietas beneficiosas para ti, puedes visitar este artículo de 4 dietas saludables apoyadas por la ciencia en Nutrición Sin Más.

Autora del Articulo – Post

Edith Gómez
Editora – gananci.com

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: