7 razones para consumir naranjas, la bomba antioxidante. 

 

De todas las virtudes de la naranja, siempre se habla de su alto contenido en vitamina C, pero esta deliciosa fruta cítrica tiene mucho más para ofrecernos. Puedes ver más acerca de por qué debes comer más frutas cítricas en Nutrición Sin Más. 

Además puedes prepararla de muchas maneras; incluirla en tus ensaladas, como relleno para crepes o como toque aromático en tus salsas. 

En éste artículo te mostramos más razones para que comiences a incluir esta bomba antioxidante en tu dieta y la aproveches al máximo. 

 

  1. Contiene ácido ascórbico (vitamina C)

El ácido ascórbico no es fabricado por tu organismo, por lo tanto debes consumirlo a través de los alimentos. La naranja puede ser tu mejor opción. 

La vitamina C previene: 

  • La aparición de cataratas. 
  • Enfermedades respiratorias, gripe e infecciones pulmonares, ya que fortalece tu sistema inmune. 
  • Ralentiza el envejecimiento de la piel y de órganos internos como el corazón, el páncreas y el hígado. 

Es recomendable aumentar la dosis de vitamina C durante los períodos de estrés, cuando padeces una infección o después de una intervención quirúrgica. 

También podría aportar grandes beneficios a tu organismo si te encuentras embarazada, cuando tomas pastillas anticonceptivas o si fumas.  

 

2. Cuida tu piel por dentro y por fuera

La vitamina C que contiene la naranja ayuda a mantener en el cuerpo el colágeno (sustancia que favorece la recuperación de los tejidos y acelera la curación de heridas e irritaciones). 

Existen diversas maneras de aprovechar la naranja, puedes consumirla y también puedes aplicarla sobre el cutis. Prepara mascarillas anti arrugas, con zumo de naranja, miel y avena y aplícala sobre tu rostro por 15-20 minutos. 

Y por si fuera poco, no sólo aprovecharás las vitaminas y los antioxidantes, sino que, además, la vitamina C contribuirá a aclarar tu piel. 

 

3. Ayuda contra el estreñimiento

Si sufres para ir al baño, te traemos la solución. 

Al ser altísima en fibra, favorece el tránsito de los alimentos por el aparato digestivo. Además ayuda a producir ácidos grasos, que se encargan de nutrir las paredes intestinales.  

La fibra previene el estreñimiento y mejora la tolerancia a la glucosa, por lo que es altamente recomendada para personas con diabetes. Por otra parte, ayuda a disminuir los niveles de colesterol. Aquí puedes ver consejos sobre cómo bajar el colesterol. 

 

4. Frena el cáncer y los infartos

Las dietas ricas en vitamina C protegen de distintos tipos de cáncer como los de boca, esófago, estómago y próstata. 

Los estudios confirman que el zumo de naranja, ayuda a combatir contra los tumores malignos. Además contiene limoleno, que es una sustancia que protege contra el cáncer de mama. 

El consumo de naranjas a su vez, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

 

5. Mantiene tu silueta en forma

Las naranjas no engordan. Debido a su alto contenido en fibra, retrasa el paso de los alimentos por el estómago; por lo cual te hace sentir satisfecho y saciado por más tiempo y por lo tanto, comerás menos. 

También ayuda a tonificar tus músculos y su potasio le permite ofrecer propiedades diuréticas, lo que la hace una fruta perfecta cuando buscas perder peso. 

 

6. Contiene vitamina B

La vitamina B contiene tiamina y rivoflamina. 

Ambos elementos de este complejo vitamínico son clave para la transformación de los alimentos en energía, para la actividad celular y para la salud de los tejidos. 

 

7. Contiene infinitos antioxidantes

Los antioxidantes son moléculas que ayudan a prevenir y retardar la oxidación, es decir,  ayudan a reducir el desarrollo de enfermedades. 

La naranja contiene antioxidantes que previenen el envejecimiento y la degeneración de los tejidos causados por el humo y la contaminación.  

Además contiene Selenio, que es un mineral con una potente acción antioxidante y su contenido es mucho mayor en la naranja que en otras frutas. 

Luego de conocer sus numerosos beneficios, debes de tomar en cuenta que su consumo excesivo podría desarrollar problemas para tu salud, por lo que debes tomar ciertas precauciones. 

Por ejemplo, existen personas que son alérgicas a los cítricos y pueden aparecer erupciones en su piel después de ingerirlos.  

También debes de tener cuidado con las sobredosis; los excesos de vitamina pueden ser tóxicos, ocasionar trastornos orgánicos y pueden aumentar la acidez en el tracto digestivo. Por lo cual lo conveniente es consumir la cantidad recomendada. 

2 piezas al día serán suficientes para conseguir la dosis de vitamina C que precisa tu organismo. ¡Inclúyela en tu dieta! 

 Autora del Post:

Edith Gómez
Editora – gananci.com

 https://www.linkedin.com/in/edithgomezbenitez

 

 

Pin It en Pinterest