7 Ventajas de estudiar por Internet

Cuando escuchas a tus padres o abuelos hablar acerca de todo lo que ellos tenían que hacer para ir a la escuela o a la universidad, lo más probable es que te sorprendas, porque hoy en día la educación es mucho más accesible de lo que era hace décadas atrás. Antes debían caminar largas distancias, utilizar libros heredados y enfrentarse a estrictos profesores y aunque todavía hay personas en el mundo que deben pasar por todas estas -y más- dificultades, en general, la situación ha mejorado mucho según muestran cifras de la UNESCO.

Esto en parte se debe a la penetración del Internet, ya que en la actualidad más de la mitad de la población a nivel mundial cuenta con una conexión a la red, herramienta que pueden utilizar para educarse en muchos sentidos. Por ejemplo, si tú quieres ganar dinero puedes aprender con este artículo de Gananci.

Por otro lado, si lo que estás buscando es una educación un poco más formal, pero crees que no tienes tiempo o los recursos para costear un instituto o una universidad tradicional, una de las maneras en las que puedes lograr el título o la certificación que buscas, es a través de la educación online que cada vez está tomando más fuerza.

Hoy en día existen distintas plataformas donde puedes encontrar desde maestros en línea que te apoyen con las materias en las que tienes dificultades, hacer cursos específicos hasta o estudiar carreras completas gracias a las modalidades que muchas universidades ofrecen.

Algunas personas no están convencidas del todo, pero la razón principal para rechazar la educación por Internet es la falta de conocimiento. Si todo evoluciona y los cambios son parte de nuestro pan de cada día, no podemos esperar que la educación siga ocurriendo de la misma manera en que ha sido desde siempre, parte de la evolución es mantener la mente abierta para lo nuevo que va llegando.

En la actualidad, muchas personas han optado por seguir su formación académica de manera online, porque a pesar de no ser la forma tradicional a la que muchos están acostumbrados, ofrece una gran cantidad de beneficios, entre ellos podemos nombrar los siguientes:

– Ahorro: cuando estudias por Internet, puedes disminuir ciertos gastos como el de transporte y hospedaje que son bastante elevados cuando la carrera que deseas estudiar está fuera de tu ciudad. Incluso estudiando en tu pueblo natal, los gastos de pasaje no serán un problema cuando desde casa estás siendo educado a través de una conexión a Internet.

– Flexibilidad: como eres tú quien elige los horarios y el tiempo que dedicas a las clases y asignaciones, también puedes llevar el ritmo de tus estudios y tomar decisiones que aceleren el proceso o lo hagan un poco más lento para adaptarse a tu realidad.

No importa que tu trabajo te obligue a viajar por el mundo, con la educación online puedes terminar tu carrera sin importar que vivas cambiándote de ciudad cada semana.

– Educación de calidad: hay muchas instituciones que tienen la modalidad de educación online y sus pensum de estudios, así como profesores calificados y formas de evaluación que van de la mano con las nuevas tecnologías.

Contrario a lo que muchos pueden pensar, la educación en línea te permite obtener un aprendizaje tan bueno como el de la educación tradicional, pero además te reta al usar herramientas tecnológicas que quizá de otro modo no habrías ni volteado a ver.

Las clases por Internet también te ofrecen un muy buen apoyo con el material utilizado y la capacidad que tienen muchas plataformas de brindar información ampliada a los estudiantes, como ayuda por parte de los profesores de una manera más permanente que la que está usualmente disponible en la educación tradicional.

– Diversificación: como mencionamos anteriormente, estudiar a través de Internet te da libertad con respecto a los horarios, lo que te permite administrar tu tiempo para hacer cosas diferentes, como tomar otros cursos a la par, trabajar de tiempo completo, divertirte y más. Todo esto cuando sabes administrar tu tiempo de forma eficaz.

– Independencia educativa: el tomar clases online prácticamente te obliga a ir más allá, a no quedarte solo con la información provista por la plataforma, sino a ampliar tu propio radio de acción y la manera en que abordas la información que te proveen.

Te permite tener un mayor control ya no solamente de los horarios, sino también de la manera en que aprendes. Como en la educación tradicional, tú decides hasta donde llegas y en el tiempo en que lo haces ya que en este tipo de clases no influyen variables como el clima o paros por protestas, entre otros.

– Validez oficial: en Internet puedes encontrar muchas academias, institutos y universidades que cumplen con los requisitos de sus respectivos países para ser considerados educación académica formal, por lo que no debes preocuparte por los títulos o certificados, ya que son completamente válidos para tu CV y ante instituciones estatales.

Este es uno de los aspectos que debes fijarte cuando estés buscando la mejor plataforma para estudiar, porque también hay muchas otras que no están regularizadas en este aspecto y aunque puedan dar algún certificado, otras universidades o instituciones gubernamentales no pueden validar la educación que imparten.

– Infinidad de ofertas: otro de los beneficios es la cantidad de plataformas en Internet que ofrecen sus servicios educativos y aunque no todas son igual de buenas, puedes encontrar verdaderas joyas.

Autora del Post:

Edith Gómez
Editora – gananci.com

 

Pin It en Pinterest