Acabar con la celulitis

por | Dic 25, 2016 | Ciencia | 0 Comentarios

Acabar con la celulitis

La mayoría de mujeres sufren celulitis en diferentes grados. Sin embargo, no estamos frente a un problema exclusivo de ellas, sino que también ellos pueden padecerla, aunque es menos habitual. La piel de la mujer es mucho más fina que la de los hombres, es por ello que es más evidente. Suele estar localizada en piernas, brazos, espalda, abdomen, aunque puede ser igualmente difusa.La mayoría de mujeres sufren celulitis en diferentes grados. Sin embargo, no estamos frente a un problema exclusivo de ellas, sino que también ellos pueden padecerla, aunque es menos habitual. La piel de la mujer es mucho más fina que la de los hombres, es por ello que es más evidente. Suele estar localizada en piernas, brazos, espalda, abdomen, aunque puede ser igualmente difusa.

¿POR QUÉ APARECE?

El acúmulo de toxinas es uno de los factores principales por los que suele aparecer la celulitis y los consejos para evitarla parten de evitar este acúmulo de toxinas. Otros factores que pueden provocar la aparición de celulitis:

Cambios hormonales, naturales o por medicación hormonal, como anticonceptivos o corticoides.

Falta de ejercicio, que además va a provocar la disminución del movimiento de los líquidos del organismo.

Dieta y hábitos de vida poco sanos, sobre todo un alto contenido de azúcares simples y alto contenido en cafeína.

Obesidad. La piel de naranja no es exclusiva de las personas obesas, pero es más frecuente.

Factores genéticos que predeterminan a su formación, por constitución que además van muy ligados a los hábitos o costumbres.

 

DIFERENTES TIPOS

No toda la celulitis es igual y depende de cómo sea, costará más o menos eliminarla.

Blanda: Es la más habitual. La piel al tacto se nota blanda, es fácil de pellizcar y se hunde fácilmente. Esta celulitis es más superficial, suele aparecer en las piernas y glúteos, las típicas cartucheras. Personas que han aumentado de peso muy repentinamente o que tienen una vida sedentaria suelen ser más propensas a padecerla.

Dolorosa: En esta celulitis la piel está más compacta, más endurecida, cuesta pellizcarla y es muy dolorosa. Nota mucho los cambios de temperatura y la piel está a constante presión. Ocurre cuando ya llevamos mucho tiempo con celulitis y se han formado importantes nódulos compactos. Suele estar acompañada de un exceso de peso.

Edematosa: Cuando al tocar la zona donde hay celulitis se nota que hay edema. Las piernas hasta cambian de forma, muchas veces desaparece el tobillo y aparece la inflamación de las piernas. La solución en este caso es el drenaje.

 

EVITAR LAS TOXINAS

Alcohol: se transforma en el organismo en grasa y va directamente a los depósitos grasos. El alcohol es lo que llamamos calorías vacías, pues no nos aporta nada.

Tabaco: fumar oxida las células y acumula una gran cantidad de toxinas y radicales libres. Además, provoca la destrucción de las fibras de colágeno y, con ello, la piel tiene menos fuerza y es más fácil que aparezcan los nódulos de celulitis.

Alimentos demasiado dulces y refinados: van a aumentar los depósitos de grasa y acúmulo de toxinas. Los azúcares simples provocan la glicación del colágeno y las fibras de elastina se vuelven rígidas.

Alimentos procesados: contienen gran número de sustancias no naturales, como conservantes, colorantes y otros aditivos, una gran cantidad de toxinas que nuestro organismo va a tener que filtrar.

Productos demasiado salados: van a provocar retención de líquidos e inhibir la circulación sanguínea. Con ello ayudan a la formación de los nódulos grasos, además de provocar la deshidratación.

Proteínas de origen animal cocinadas: contienen gran cantidad de toxinas.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PREVENIRLA?

Dieta sana. Alimentarse de forma natural y fresca, preferiblemente seguir una dieta alcalina. Incluir productos frescos, frutas y verduras ayuda a eliminar las toxinas ácidas del organismo y alcaliniza la dieta. Estos alimentos frescos contendrán un gran número de antioxidantes que van a ayudar a proteger las células de los radicales libres y a eliminar las toxinas del organismo. Entre estos alimentos podemos incluir los llamados Super-food.

Hidratar y drenar. El agua ayuda a drenar y a eliminar las toxinas. Podemos tomar agua, infusiones o agua con fruta fresca. Con ello conseguimos filtrar las toxinas nocivas de la celulitis. Es preferible evitar las bebidas con cafeína, uno de los productos más negativos en la celulitis, aunque hay algunos que indican que la cafeína a bajas dosis estimula la diuresis. Sin embargo, ¿cómo controlar estas cantidades que sean las mínimas? El té verde además de ser un potente antioxidante también ayuda a disminuir el azúcar sanguíneo y mejora la pérdida de peso.

¡Fuera grasas saturadas!. Son las más negativas. Se encuentran, por ejemplo, en alta cantidad en las comidas de fast food. Es preferible que estas grasas sean el Omega3, el aceite de pescado, las semillas de lino… Se evita el estancamiento de las malas en el tránsito circulatorio, y así se consigue que se estimule la circulación y evitar de esta forma la aparición de la celulitis.

Comer con poca sal. En su lugar, es preferible recurrir, por ejemplo, al picante, que van a ayudar a seguir las dietas bajas en calorías, ya que además de quemador de grasas, es saciante.

Plan detox. Eliminar toxinas ayudará a que nuestro organismo pueda drenar más fácilmente y, así, que los canales linfáticos “no vayan tan llenos de toxinas”. Al añadir alimentos alcalinos (frescos) como el agua con limón en nuestro organismo estamos eliminando los tóxicos ácidos, y es justo lo que necesita nuestro organismo. Las toxinas provocan la formación de la celulitis.

Exfoliación y masajes. Sobre todo son beneficiosos los masajes drenantes linfáticos. Estimular el sistema linfático ayuda a eliminarse las toxinas y a estimular la circulación.

Moverse y hacer ejercicio. Sobre todo, sudar. Hacer ejercicio ayuda a eliminar toxinas del organismo y de la piel, y mejora la tonicidad de la piel y la apariencia de la celulitis. El ejercicio regular ayuda a aumentar el tono de la piel, a quemar grasas y mejorará la circulación, además de aumentar el tono muscular también.

Cosméticos. Son útiles las cremas con productos como cafeína, extractos de algas, carnitina o saponificado de la lecitina de soja, que además ayuda a drenar y a dar firmeza a la piel. Los peelings, además de activar las células, estimulan la circulación y facilitan la penetración de los cosméticos en la piel para un mejor efecto.

¿Y EN EL CENTRO DE ESTÉTICA?
Dependiendo del tipo de celulitis, el profesional va a aconsejar uno u otro tratamiento.

Presoterapia. Consiste en aplicar diferentes presiones principalmente en las piernas de modo que active la circulación venosa. Suelen ser en forma de botas, conectadas a un aparato que va cambiando la zona de las presiones, como si se hincharan y deshincharan.

Drenaje linfático manual. Se trata de un tipo de masaje que ayuda a mover los líquidos que rodean las células que forman la celulitis. La ventaja de este método es que a la vez ayuda a drenar el resto de líquidos del cuerpo y a eliminar toxinas. Es importante que este tipo de masaje se haga por un profesional.

Endomasaje. Este es el que se hace con maquinas como el LPG o el VELA (aunque este último combina dos técnicas, los infra-rojos y la radiofrecuencia). Masaje en forma de rodillos por todo el cuerpo, que activa a su vez el drenaje linfático. Hay diferentes opciones y diferentes tipos de rodillos. También está la opción de la cavitación, que además combina con los ultrasonidos, y opciones de radiofrecuencia, como el aparato INdiba, que a altas temperaturas internas, destruyen los nódulos y estimulan la firmeza de la piel.

Gimnasia pasiva o electro-estimulación. Actualmente hay máquinas completas de todo el cuerpo para esta gimnasia con electrodos, que transmite impulsos eléctricos, así estos se contraen y relajan de manera continua, por lo que ayuda a mejorar el tono muscular. Es muy apropiado en las personas que no realizan demasiado ejercicio o están poco entrenadas.

Envoltorios. Esta técnica consiste en envolver con film osmótico, aplicando antes diferentes sustancias como algas u otros activos para que, gracias al aumento de temperatura, se absorban mejor y actúan así activando también la sudoración. Se consiguen eliminar toxinas y estimular la lisis de las células adiposas. Esta terapia se suele combinar con calor.

Vendas frías o crioterapia. Es muy efectiva, sobre todo, cuando la celulitis va a acompañada de flacidez. Se trata de unos envoltorios que infunden frío, lo que hace estimular la circulación de la zona y evitar las piernas cansadas, hinchadas o fatigadas. Los líquidos en los que se impregnan estas vendas se evaporan provocando el frío y, sobre todo, mejora la tonicidad de las mismas.

Talasoterapia y balneoterapia. La acción de estos tratamientos se basan en el agua, tanto a base de baños y duchas con agua marina o agua termal. Se aplican diferentes tipos de baños fríos y calientes, así como duchas a diferentes presiones. Normalmente se combinan con masajes y aceites esenciales, ya que así se puedan absorber los oligoelementos que componen esta agua.

OPCIONES MÉDICO-QUIRÚRGICAS

Carboxiterapia. Esta técnica actúa infiltrando CO2 vía subcutánea. Con ello se logra oxigenar la sangre y, en consecuencia, llegan más nutrientes a la zona congestionada. Con ello, se logra activar de nuevo la zona, mejorando la flacidez y quemando grasas.

Mesoterapia corporal.

Los excesos, una mala alimentación… generalmente desemboca en la aparición de la ‘piel de naranja’, lo cual puede generar un problema de salud y una baja autoestima. Para solucionarlo, en los centros y clinicas de estetica te ofrecen  tratamientos de Mesoterapia Corporal con el que conseguirás una piel reafirmada y libre de celulitis.

El tratamiento de Mesoterapia es uno de los más solicitados por l@s clientes de en centros de estetica para acabar con la grasa localizada y con la celulitis. Se trata de una técnica mínimamente invasiva cuyos resultados se empezarán a notar desde el primer día. Además es un proceso completamente indoloro.

El médico va a inyectar activos directamente en la zona en la que hay celulitis, estas sustancias son parecidas a las que usaríamos en una crema, pero que por su tamaño o por el edema no llegan a la zona. Es una técnica muy efectiva, pero siempre poniéndonos en manos de médicos experimentados. Uno de los componentes que se está aplicando es Aqualix, un complejo saponificado de las isoflavonas de soja. En algunos centros se aplica sin inyectar, se usan unas pistolas que aplican el producto a alta presión y por osmosis penetra en el canal sanguíneo.

Liposucción y lipoescultura. Una técnica médica rápida y definitiva que se ha de aplicar en quirófanos, lo que se considera a todos los efectos una operación de cirugía plástica por lo que es imprescindible que lo haga un cirujano plástico. La lipoescultura por láser como el Vaser es lo más avanzado. Además, la grasa eliminada se suele repartir en zonas en las que no suele haber esta grasa, esculpiendo verdaderamente el cuerpo.

Coolsculpting es una de las técnicas más novedosas para luchar con la celulitis al aplicar frío dentro de los adipocitos. Con ello se consigue que estallen y se eliminen.

 

Guardar

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: