Adelgazar sin pasar hambre, añadiendo   galactomananos a su dieta habitual

 

Añadir  galactomananos a la dieta reduce las ganas de comer y le hace sentirse lleno antes, sin la sensación de quedarse con hambre

Los galactomananos son biopolímeros del tipo polisacárido formados por un esqueleto de manosa con ramificaciones formadas por unidades de galactosa. Los galactomananos se obtienen de los semillas de distintas leguminosas, entre ellas la semilla del Algarrobo. Estos polisacáridos de alto peso molecular poseen la extraordinaria capacidad de absorber agua, por lo que al ser ingeridos en cantidades suficientes forman unas soluciones viscosas (efecto gelificante) en el interior del tubo digestivo, provocando una intensa sensación de saciedad o plenitud.

Los galactomananos están especialmente dirigidos a las personas que precisan perder peso, permítame recomendarle estas fibras, aunque este no sea su caso, para esos días concretos en los que se va a “pasar” (celebraciones, reuniones, bodas o fiestas familiares…). El hecho de sentirse saciado antes le permitirá parar de comer a tiempo y que no tenga que lamentar depués las consecuencias.

Gracias a la acción de estas fibras usted podrá controlar el tamaño de las raciones que ingiere y comer menos, ayudando así a la pérdida de peso. Además, los galactomananos retrasan el vaciado del contenido del estómago que, al permanecer más tiempo en su interior, prolonga las señales de saciedad.

Cómo conseguo añadir los galactomananos  en mi dieta

Si está pensando en adelgazar o controlar su peso, el nutriente que realmente le interesa de la algarroba es la fibra.

Concretamente los galactomananos, un tipo de fibra vegetal soluble que se encuentra en elevada proporción en sus semillas, y que al llegar al tracto digestivo superior no se digiere, provocando una intensa sensación de saciedad.

El resultado: reduce las ganas de comer y le hace sentirse lleno antes, sin la sensación de quedarse con hambre.

Cómo te puede ayudar el Algarrobo a Bajar de Peso

El algarrobo es una excelente fuente de fibra, la cual es indispensable para la buena salud y función digestiva. Ayuda a depurar el colon y los intestinos, además ayuda al cuerpo a eliminar toxinas y desechos que obstruyen tu sistema. A largo plazo esto significa que tendrás menos inflamación y estarás más delgada y esbelta. Asimismo, el alto contenido de fibra (galactomananos) del algarrobo te mantiene satisfecha durante largos períodos de tiempo. Dado que la fibra toma más tiempo en descomponerse y ser procesada comparado con otros alimentos, no sentirás antojos ni hambre a deshoras. Al mismo tiempo esto significa que consumirás menos calorías facilitando la pérdida de peso.

Ademas es muy bajo en calorías, contiene apenas 13 calorías por cada cucharada, esto es 17 veces menos que la misma cantidad de chocolate. Esto lo hace ideal para las personas que quieren adelgazar y tienen una debilidad por el dulce. En lugar de comer golosinas y chocolates llenos de calorías y grasa, sólo agrega un poco de algarrobo a tus comidas y meriendas. Te calmará las ansias por comer dulce sin entorpecer tus esfuerzos para bajar de peso y ser más saludable.

¿Cómo comerlo?

Existen muchas maneras de comer algarrobo, de hecho la harina de algarrobo es utilizado como un estabilizador y espesante para muchos productos y platillos, ¡puede que ya lo hayas comido sin saberlo!

Ya que tiene un sabor achocolatado, lo puedes utilizar el polvo de algarrobo como sustituto del polvo de cacao en versiones saludables de productos horneados, helados, pasteles, tartas, galletas y más, también se puede utilizar para espesar mermeladas, aderezos, salsas y más, esto le dará un toque diferente a tus comidas. Si estás tratando de dejar el café, puedes sustituirlo con polvo de algarrobo o semillas de algarrobo tostadas, tendrás una bebida deliciosa y saludable en las mañanas.

Las chispitas de algarrobo las puedes consumir por si solas o con otras comidas, son excelentes para sustituir las chispas de chocolate. Son deliciosas en un plato de avena y hasta en las ensaladas. Las puedes derretir y rociar sobre fruta, una mezcla de frutos secos o cualquier otro tipo de merienda saludable.

El jugo de algarrobo por otro lado también lo puedes consumir, aunque su sabor no es el más atractivo lo puedes mezclar en tus jugos verdes para aprovechar todos sus beneficios.

 

Pin It en Pinterest