Así fue la colisión frontal masiva de la que surgió la Luna

por | Ene 31, 2016 | Ciencia | 0 Comentarios

Así fue la colisión frontal masiva de la que surgió la Luna

Hace 4.500 millones de años tuvo lugar una colisión a muy alta velocidad entre la Tierra y el “embrión planetario” Theia cuyo resultado fue la Luna. Los científicos ya sabían de este gran choque, pero hasta ahora se creía que se había producido de manera lateral, con un ángulo de unos 45 grados, cuando la Tierra tenía unos 100 millones de años. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Science revela nuevas evidencias que indican que este choque fue frontal.

La composición química de las rocas de la Tierra y de la Luna es muy similar. Los científicos analizaron siete rocas lunares traídas a nuestro planeta en las misiones Apollo 12, 15 y 17 y otras seis rocas volcánicas del manto terrestre procedentes de Hawaii y de Arizona. La clave para reconstruir el impacto estaba en la huella química que dejan los átomos de oxígeno en las rocas.

El oxígeno constituye el 90% del volumen de las rocas y el 50% de su peso. En la Tierra, más del 99,9% del oxígeno es el llamado O-16, que recibe este nombre porque contiene ocho protones y ocho neutrones. El mínimo porcentaje restante contiene pequeñas cantidades de isótopos de oxígeno más pesados: el O-17 y el O-18. Todos los planetas de nuestro Sistema Solar tienen una ratio única de uno de estos oxígenos, y cada una de ellas es una huella distintiva en los cuerpos planetarios.

El equipo de Edward Young, el principal autor de la investigación, utilizó unas modernas técnicas para hacer unas mediciones muy precisas del ratio de oxígeno en la Luna y la Tierra y lo verificó con un espectrómetro de masas de de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA). En 2014, un equipo de científicos alemanes publicó un estudio que afirmaba que la Luna también tenía su propio ratio de isótopos de oxígeno y que éste era distinto del de la Tierra. Ahora este estudio desmiente esa información. “No vemos ninguna diferencia entre los isótopos de oxígeno de la Tierra y de la Luna”, sostiene Young.

Si la Tierra y Theia hubiesen colisionado de forma lateral, la mayor parte de la Luna hubiera estado formada principalmente por restos de Theia. En este caso la Luna y la Tierra tendrían distintos isótopos de oxígeno. Por otro lado, el resultado de una colisión frontal es una composición química similar entre la Tierra y la Luna. “Theia se mezcló completamente con la Tierra y la Luna, y se dispersó uniformemente entre ambos”, indica Young.

El tamaño de Theia es muy discutido entre la comunidad científica. Algunos, entre los que se encuentra Young, piensan que tenía unas dimensiones similares a la Tierra, pero otros creen que era de un tamaño parecido al de Marte.

Fuente:  http://goo.gl/zGRHor

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: