Aumento de pecho y deporte; ¿Cuándo pueden recuperar la actividad física (hacer deporte) los pacientes tras una cirugía de aumento de pecho?

por | May 4, 2021 | Ciencia, Miscelánea | 0 Comentarios

La cirugía de pecho es, año tras año, la primera cirugía estética que solicitan las mujeres. La ISAPS (International Society of Aesthetic Plastic Surgery) señala en su último estudio que el 15,8% de cirugías estéticas corresponden al aumento de pecho, situándose en la primera posición.

*** Es muy importante explicar/informar al paciente a la hora de solucionar la prótesis, que el volumen (los centímetros cúbicos de la prótesis) para entrenar sin molestias no debería superar las proporciones óptimas del tamaño del torso; si se elige una talla muy grande es muy probable que existan molestias durante los entrenamientos.***

Debemos tener en cuenta que el tiempo de recuperación lo marcan las necesidades de cada paciente. Es importante tener en cuenta que nuestra cirugía de pecho nos acompañará toda la vida, o durante muchos años, por lo que merece la pena relajarnos y aceptar que estaremos sin poder realizar determinadas actividades físicas durante uno, dos o tres meses.

Partiendo de esta afirmación debemos establecer unos plazos en los que hay que evitar toda actividad física y unos plazos en los que se puede empezar de nuevo con las rutinas de entrenamiento.

https://www.nutridermovital.es/tienda-grupo-nutridermovital/

¿Como es la técnica del aumento mamario?

El aumento mamario es una cirugía que se realiza mediante una incisión mínima realizada por el surco submamario, por la areola o por la axila, siendo la técnica más habitual la del surco submamario. A través de la misma, se diseña un bolsillo subglandular (por encima del músculo pectoral mayor) o bien subpectoral (por debajo del músculo pectoral mayor) para la implantación de la prótesis.

¿Qué plano es mejor en mujeres deportistas, subglandular o subpectoral?

Para responder esta pregunta primero repasaremos rápidamente la anatomía del músculo pectoral mayor. Se trata de un músculo que se origina a nivel de las costillas, esternón y clavícula y que se inserta en el húmero (en el hombro) para dar movilidad en los movimientos de aducción del brazo. En general, se trata de un músculo que trabajamos con ejercicios de press de banca o apertura de mancuernas, ejercicios en los que acercamos los brazos hacia el cuerpo o en los que estiramos los brazos contra resistencia.

El musculo pectoral tiene tres orígenes: clavicular, esternal y costal (abdominal).

Para la disección del bolsillo subpectoral la única zona que se despega es la parte más inferior del músculo, que hemos marcado. Lo hacemos así para evitar movimientos de la prótesis durante la contracción de este músculo.

Por tanto, podemos deducir por lógica que el daño que se hace sobre el músculo es mínimo. La mayor parte de la fuerza, sino toda, se encuentra en las porciones clavicular y esternal. No sólo lo creemos, sino que nos apoyamos en diversos estudios científicos que demuestran la despreciable afectación muscular.

Tras una cirugía de mamas, lo mínimo que la paciente tiene que estar sin hacer deporte es tres o cuatro semanas

Este tiempo de relajación de la actividad física se aplica tanto en el tren superior como en el inferior. Debemos recordar y tener en cuenta que, aunque en los ejercicios de glúteos o piernas no estén implicados directamente los músculos pectorales, hacerlos genera movimiento y puede producir tensión, por ejemplo, al modificar una determinada postura o intentar mantener un equilibrio.

https://www.nutridermovital.es/tienda-grupo-nutridermovital/

Tras una cirugía con implantes mamarios las pautas de reposo que recomendamos son:

            .-. Durante las dos primeras semanas es recomendable un reposo relativo evitando esfuerzos y movimientos amplios y rápidos. Bajo ningún concepto se debe realizar movimientos amplios y vigorosos con los brazos.

También se debe evitar en lo posible la conducción de vehículos, con la intención de evitar tener que realizar alguna maniobra inesperada que pueda provocar un sangrado de la cicatriz o un desplazamiento/giros del implante.

Por supuesto nada de deporte, aunque se puede caminar de forma poco intensa. Pero todo ello dependiente del estado de cada paciente.

            .-. Durante las semanas tercera y cuarta ya es viable realizar una conducción estándar, así como ir cargando peso además de ir realizando movimientos más amplios.

.-. Pasado ese primer mes se puede empezar a realizar ejercicios propios del tren inferior y algunos del tren superior, pero muy controlados y sin aplicar peso, ni de máquinas o elementos como mancuernas o cintas, ni de nuestro propio cuerpo, en el caso de que realices ejercicios de calistenia, yoga o pilates.

.-. Pasado dos meses se pueden introducir ejercicios de mayor intensidad e ir incrementando la frecuencia y repeticiones, teniendo siempre en cuenta no sentir dolor ni molestias.

Podemos empezar a trabajar con el peso de nuestro propio cuerpo, por ejemplo, con flexiones.

También a partir de los dos meses es posible retomar la natación, el pilates y el yoga, y volver a montar en bici.

.-. Pasado tres meses la actividad deportiva podrá volver prácticamente a la normalidad.

Es imprescindible utilizar sujetadores adecuados, que retengan el pecho con firmeza y eviten que se mueva en la mayor medida posible.

Para finalizar insistir en que Cada paciente es única, por lo que será el personal técnico sanitario quien mejor pueda aconsejar sobre el reinicio de la actividad física en las revisiones post operatorias.

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest