Candidiasis, el molesto tabú femenino

por | Mar 20, 2016 | Ciencia | 0 Comentarios


 

 

Candidiasis, el molesto tabú femenino

Pocas mujeres se salvan de sufrir, a lo largo de su vida, alguna infección vaginal. Sin embargo, no es un tema del que se suela hablar abiertamente. De hecho, la psicóloga y sexóloga María Felipa Gea López reconoce que muchos de estos problemas relacionados con la salud sexual están poco analizados, sobre todo en el plano psicológico. Y la candidiasis es uno de ellos.

Esta infección es producida por un desequilibrio entre los microorganismos presentes en la vagina, aumentando el número del hongo ‘Candida Albicans’. Según explica la experta, esta incómoda y frecuente patología puede, además, deberse a múltiples y distintas causas. “Por tomar antibióticos, por los cambios hormonales (como la menopausia o el embarazo), por el uso de compresas, por un exceso de humedad o hasta como consecuencia de otras enfermedades, como la diabetes”, asegura.

Y aunque se tiende a relacionar la candidiasis con las enfermedades de transmisión sexual, lo cierto es que pocas veces es esta la causa de que se produzca la infección. En este sentido, Gea López advierte que aunque se pueda transmitir de esta forma, sería más correcto definirla como una infección que afecta a nivel genital y, por tanto, a nivel sexual. Esto, a su vez, hace que la sexualidad de mujeres que están pasando por ello se vea afectada. “A pesar de que la candidiasis aparece más por causas externas al terreno sexual que por estas, nos seguimos creyendo que tener candidiasis está mal, cuando la realidad es que la candidiasis puede aparecer por el simple hecho de tener bajas las defensas, y no tiene por qué estar unido a un comportamiento libertino o poco cuidadoso”, afirma la experta.

La apatía sexual es una de las consecuencias más frecuentes de la candidiasis, y es provocada por el malestar, y el picor, que aparece en la vagina. Además, añade la psicóloga, “muchas veces causa malentendidos dentro de la pareja, y la inseguridad por parte de la otra persona puede influir negativamente en las relaciones sexuales, como en la relación de pareja, contribuyendo a la apatía”.

“La prevención siempre es mejor que cualquier remedio”, asevera Gea López. “La candidiasis, por ejemplo, puede prevenirse a través de la ingesta de algunos alimentos, como el yogurt natural, que ayuda a equilibrar tanto la flora vaginal como otros lugares donde puede desarrollarse la candidiasis. flora intestinal, por ejemplo”, explica. También se puede aplicar el yogurt directamente, a modo de crema, en las zonas afectadas, ya sean las axilas, los dedos, la boca o la vagina. Por otro lado, si ya se padece la infección, lo mejor es acudir al ginecólogo, que teniendo en cuenta la gravedad de la candidiasis recetará el medicamento más adecuado. Eso sí, una vez que se ha padecido, es muy fácil que con el tiempo se vuelva a repetir.

 

Fuente;  http://goo.gl/h5cs4S

 

 

 

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: