Por qué debes empezar a introducir algas marinas a tu dieta 

por | Oct 26, 2017 | Ciencia | 0 Comentarios

Por qué debes empezar a introducir algas marinas a tu dieta 

 

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con las algas marinas por el sushi y por ingredientes de la tradicional sopa de miso. Pero más allá de su delicioso sabor, ¿sabías que también son un superalimento cuyo consumo ofrece mayores beneficios que cualquier multivitamínico? 

Las algas marinas son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales, así que son un gran complemento nutricional. 

¿Qué son las algas marinas? 

Las algas marinas conforman un grupo de organismos similares a las plantas que crecen en el mar. 

Algunas algas son organismos unicelulares conocidos como micro algas, lo que quiere decir que son más como bacterias pero que generan su energía a través de la fotosíntesis. La mayoría de las algas marinas que consumimos son pluricelulares.  

Los beneficios de las algas marinas no son nada nuevo, ya que han formado parte de una dieta saludable y son usadas como hierbas medicinales en multitud de culturas alrededor del mundo. 

¿Cuántas clases diferentes de algas marinas existen? 

Los científicos han categorizado a las algas marinas basándose en sus pigmentos, estructura celular y otras características. Los grupos de algas marinas que consumimos regularmente suelen incluir: 

  • Algas verdes como la lechuga de mar o ulva y las uvas marinas. 
  • Algas marrones tales como el kombu, arame, kelp y wakame (las algas marinas que encontramos en la sopa de miso). 
  • Algas rojas tales como dulce, laver y nori (las algas marinas tradicionales del sushi) 
  • Algas azules, tales como la espirulina y la chlorella. 

Beneficios de consumir algas marinas 

Las propiedades únicas de las algas marinas las vuelven beneficiosas para nuestros cuerpos en varias formas: 

Contienen Vitaminas y Minerales 

Las algas marinas tienen una mayor densidad de nutrientes que cualquier vegetal terrestre. Es una excelente fuente de micronutrientes que incluyen el ácido fólico, el calcio, el magnesio, el zinc, hierro y el selenio. Pero aun más importante, las algas marinas son una excelente fuente de yodo. 

Sirven como coadyuvante del proceso digestivo 

Los granos suelen provocar en muchas personas gases y malestar estomacal. Esto puede ser solucionado con facilidad agregando kombu, un tipo particular de alga marina, a los granos durante su preparación. 

Son ricas en Antioxidantes 

Las algas marinas contienen muchos antioxidantes. Como parte de una dieta saludable, las algas marinas pueden ayudar a combatir la degeneración oxidativa y a prevenir enfermedades crónicas y problemas digestivos. 

Su contenido de Fibra y prebióticos no se puede ignorar 

Todas las plantas contienen fibra, pero las algas marinas también tienen otros tipos de carbohidratos que no pueden ser digeridos. Por ejemplo, el carragenano y el fucan (pero no son los únicos). Estos carbohidratos se convierten en combustible para nuestra flora intestinal. 

Verás, lo que comes influencia a las bacterias que viven en tu sistema digestivo. Los tipos de bacteria que puedan alimentarse mejor a partir de lo que eliges comer, crecerán mejor que el resto. Esto explica porque algunas culturas manejan mejor algunos tipos de comida que otros.  

De hecho, los científicos descubrieron que las bacterias intestinales de las personas japonesas sanas están conformadas en su mayoría, por bacterias que pueden digerir los carbohidratos que se encuentran en las algas marinas. 

Sus Ácidos Omega-3 son de la mejor calidad 

A diferencia de las plantas terrestres, las algas marinas contienen ácidos grasos omega-3. Así que las algas marinas y el aceite de algas, pueden ser una fuente de omega-3 para los veganos. 

Cómo cocinar y consumir algas marinas 

Si vives cerca de un mercado asiático o un Barrio Chino, de seguro no tendrás problemas para encontrar algas marinas frescas. De lo contrario, puedes encontrar muchos tipos de algas marinas deshidratadas en el supermercado y tiendas online. 

Las algas marinas deshidratadas necesitarán ser remojadas en agua y posteriormente enjuagadas antes de su uso. Algunas variedades de algas marinas (como el kombu) que son más espesas y duras, necesitarán ser picadas finamente o hervidas.   

Las algas marinas son muy versátiles. Aquí te dejamos algunas maneras en las que puedes prepararlas: 

  • Ensaladas: La mayoría de las algas pueden prepararse como una ensalada a la japonesas con algo de vinagre, aceite de sésamo, jengibre y ajo.  
  • Sopas: Las algas saben deliciosas en caldo, lo que las hace un acompañamiento ideal para preparar una excelente sopa. 
  • Salpicadas en otras comidas: las hojuelas de algas pueden ser salpicadas en ensaladas, arroz, sopas y muchos otros platos. 

La mayoría de las algas marinas no son amargas. Algunos tipos son un poco dulces, por ello el Nori y el alga dulse son ideales para ser consumidas directamente de su empaque. Pero deberás revisar las etiquetas, ya que algunas marcas de nori contienen niveles elevados de sodio, que consumidos en exceso, pueden resultar perjudiciales para tu salud.  

Las algas marinas una gran adición para casi cualquier tipo de alimentación 

Hay muchos beneficios derivados de consumir algas, ya que es un alimento muy nutritivo. Las personas que gozan de buena salud pueden usar algas marinas como condimento un par de veces a la semana. Si tienes dudas acerca de la calidad del producto, intenta comprar tus algas marinas de una empresa o marca respetable y asegúrate de que realicen pruebas que descarten la  contaminación en sus productos. 

Aturora del Post:

Edith Gómez

 

 

Editor – gananci.com

 https://www.linkedin.com/in/edithgomezbenitez

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: