Dos dietas de moda esta Navidad y algunos alimentos que debes regular durante estas fiestas

por | Dic 27, 2017 | Ciencia | 0 Comentarios

Dos dietas de moda esta Navidad y algunos alimentos que debes regular durante estas fiestas

Últimamente, la popularidad del limón y el vinagre de manzana a la hora de tomar un chupito en ayunas está creciendo como la pólvora entre las celebrities como Victoria Beckham o Miranda Kerr, y la lista sigue creciendo.

En los años 90, se llevaron a cabo estudios en Japón con personas con obesidad siguiendo una misma dieta durante tres meses y 87 de ellos que tomaron una bebida con una o dos cucharadas de vinagre de manzana al día perdieron entre medio y un kilo frente a otros 88 individuos que tomaron solo agua y no perdieron peso. De ahí que se sugiriera que el vinagre de manzana podría tener sus efectos en el metabolismo de la grasa

Tanto el agua de limón como el vinagre de manzana comparten muchos de sus beneficios porque ambos promueven la alcalinidad del organismo y tienen propiedades adelgazantes. Es depurativo a nivel hepático e intestinal y promueve la eliminación de líquidos. La dieta del se basa en una sencilla alimentación junto con agua con limón para adelgazar.

Estas dietas dura siete días, y está orientada a que consigas bajar una talla de pantalón en una semana, empezando un lunes hasta llegar al domingo

Sin embargo, “se recomienda tomarlo diluido en agua por su contenido en ácido acético porque tomado en exceso puede irritar el estómago

Otros alimentos que esta Navidad  afectara a tu piel

El exceso de azúcar

Navidad es un tiempo de dulces tipicos (polvorones, mantecados, turrones, ..…) No sólo contribuirá a que la báscula suba tras la marcha de los Reyes Magos, sino que además puede dañar las reservas de colágeno y elastina a través de la glicación por la que la piel pierde su color original, se vuelve débil y menos flexible y se originan las imperfecciones como las arrugas prematuras, flacidez o pérdida de luminosidad.

La sal

El consumo excesivo de sodio en la dieta puede causar deshidratación, edemas, hinchazón e hipertensión. La retención de agua causa inflamación también en el rostro y contribuye a desarrollar con fuerza las (malditas) bolsas.

El alcohol

El alcohol por su efecto diurético puede agotar las reservas de agua del organismo en general y de la piel lo que hace que se vuelva seca y apagada. Cuando está seca, tiene más facilidad de arrugarse.

Para compensar la deshidratación en ambos casos, las glándulas sebáceas pueden desarrollar un exceso de grasa y conllevar a brotes de acné en la piel.

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: