El sound bathing / Soun Inmmersión / Sound bathing, Baños de sonido para evitar el estress

por | Dic 3, 2019 | Ciencia, Miscelánea | 0 Comentarios

El sound bathing / Soun Inmmersión / Sound bathing, Baños de sonido para evitar el estress

Una nueva manera de disminuir los niveles de estrés y desconectarse del vértigo cotidiano. El fenómeno viene de Los Ángeles, Estados Unidos, y de a poco se va expandiendo por el mundo.

El Sound Bathing /Sound Immersion, como se le conoce a esta novedosa forma de desenchufarse, viene marcando tendencia a la hora de salirse del ritmo de vida habitual y reducir los niveles de estrés. Esto es logrado, dicen sus promotores, por la capacidad del baño de sonido de inducir a las personas a estados de relajación y meditación.

Al igual que la meditación y la atención plena, el ‘baño de sonido’ se ha vuelto más que popular y buscado por personas estresadas.

Desde las antiguas civilizaciones egipcias y griegas ya utilizaban el sonido que provocaban algunas herramientas para la curación, y no solo para el entretenimiento. De hecho, el mero entretenimiento era considerado como un sacrilegio, porque existía un respeto considerable hacia el poder que esas antiguas civilizaciones le atribuían al sonido en su estado puro.

También es conocido el uso del sonido en culturas indígenas a lo largo de la historia, las que lo han utilizado como un medio de comunicación, para inducir estados de trance y, también, para sanar. Con el tiempo, esto dio lugar a lo que hoy se conoce como musicoterapia, que incluye al sound bathing como una de sus variantes.

 

Los sonidos son producidos por cuencos de cristal o cobre, o incluso instrumentos que emiten en frecuencias específicas, estimulando las ondas alfa y zeta del cerebro, para liberar tensión.

Se supone que las ondas alfa promueven la creatividad y disminuyen la depresión, mientras que las ondas zeta se activarían durante nuestro sueño y facilitarían el aprendizaje y la memoria.

La vibración penetra por todos nuestras células, llegando hasta nuestro sistema óseo produciendo un masaje tan suave y agradable que va transmitiendo relajación y paz a todo nuestro cuerpo físico, liberando contracturas, tensiones, mejorando nuestra circulación, …

La vibración y el sonido desprendidos por los gongs no tiene muros, fluye por todo nuestro cuerpo y va relajando nuestra mente y nuestras emociones. A medida que nos fundimos con la vibración se produce una liberación del estrés cotidiano.

 

Los beneficios, además, son múltiples:

Van desde tener la sensación de estar relajado y tranquilo hasta una reducción en el estrés y la ansiedad. El sound bathing puede ayudar cuando hay problemas de sueño y permite ganar perspectiva sobre diversas situaciones de la vida, además de aumentar la creatividad.

Se trabaja con armonía tonal pura y vibración simpática (resonancia). Vibramos a nivel celular y cuando traemos las armonías tonales puras que emanan de estos instrumentos a un espacio lleno de gente, las células del cuerpo empiezan a vibrar y oxigenarse, eliminando la energía estática que crea malestar.

Esta es la razón por la que el baño de sonido a menudo se asocia con la meditación y el yoga, y parece que se le promete el mismo éxito.

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest