La escala de Nurnberger y Muller la clasificación más utilizada para la celulitis

Existe una diversidad fisiológica y bioquímica entre el tejido adiposo subcutáneo y la celulitis

Celulitis y Grasa Subcutánea

La celulitis es una molestia en la piel desarrollada por múltiples factores, pero la etiología principal no se comprende completamente. La apariencia de la piel cambia y se convierte en una “cáscara de naranja”.

La celulitis se encuentra comúnmente en los muslos y las nalgas. La celulitis es más común en mujeres adultas que en hombres. Hasta el 98% de las mujeres están preocupadas por los cambios en la piel debido a la celulitis y los cambios disminuyen su autoestima.

No resulta fácil estimar los resultados precisos de las terapias anticelulíticas, pero existen algunos métodos prácticos para medir los resultados, como la exploración con ultrasonido en tiempo real, la medición óptica tridimensional de la superficie de la piel, la fotografía clínica, los hallazgos histológicos, los cuestionarios personales, etc. En la actualidad contamos con una herramienta “La escala de Nurnberger y Muller:

La escala de Nurnberger y Muller es la clasificación más utilizada para la celulitis. Según esta escala, se definieron tres grados:

I- cambios visibles con pinzamiento de la piel o contracción muscular;

II- Cambios visibles sin manipulación;

III- cambios visibles asociados a nódulos.

Además de la puntuación de calificación de Nurnberger y Muller, la clasificación reciente incluye cuatro variables adicionales:

(i) el número de depresiones evidentes;

(ii) la profundidad de las depresiones visibles;

(iii) alteraciones de la apariencia de la superficie de la piel y

(iv) grado de laxitud.

Según estos ítems, la celulitis se clasifica en tres grados: leve, moderada y grave.

piel de naranja – celulitis

 

La grasa subcutánea es diferente de la celulitis:

.- La celulitis se define por los cambios cutáneos enfocados y topográficos con un aspecto de piel de naranja.

.- La grasa subcutánea es un indicador de la masa grasa periférica, que podría evaluarse mediante mediciones de la circunferencia y el pliegue de la piel, y la variación en estos parámetros podría considerarse como Un indicador de los cambios de la celulitis.

 

Existen otros índices de celulitis como la elasticidad de la piel y el grosor dérmico deben considerarse además de estas medidas .

 

Pin It en Pinterest