La interleucina-6 tiene un papel fisiológico en la regulación de la masa grasa visceral en los humanos (Adelgaza)

por | Dic 29, 2018 | Miscelánea | 0 Comentarios

 La interleucina-6 tiene un papel fisiológico en la regulación de la masa grasa visceral en los humanos (Adelgaza)

 ¿alguna vez se ha preguntado cómo la actividad física produce el efecto deseado? La clave está en una molécula de señalización, llamada interleucina-6, que juega un papel crítico en este proceso.

Un estudio encuentra que una molécula -interleucina-6-, desempeña un papel crítico en este proceso

Según este estudio que se publica en revista«Cell Metabolism», un programa de ejercicio en bicicleta de 12 semanas logra reducir la grasa abdominal visceral en adultos obesos. Sin embargo, si se bloquea la señalización de la interleucina-6, a través de tocilizumab, un medicamento aprobado para el tratamiento de la artritis reumatoide, dicho efecto se eliminaba. Además, el tratamiento con tocilizumab aumentaba los niveles de colesterol independientemente de la actividad física.

La grasa abdominal está asociada con un mayor riesgo no solo de enfermedad cardiometabólica, sino también de cáncer, demencia y mortalidad por cualquier causa. La actividad física reduce el tejido adiposo visceral, que rodea los órganos internos de la cavidad abdominal, pero los mecanismos subyacentes no se conocen demasiado. Algunos investigadores han propuesto que una hormona –epinefrina- media este efecto. Pero Wedell-Neergaard y Helga Ellingsgaard pensaban que la interleucina-6 también podría jugar un papel importante porque regula el metabolismo energético, estimula la descomposición de las grasas en personas sanas y se libera del músculo esquelético durante ejercicio.
Para probar su idea, las investigadoras llevaron a cabo un ensayo de 12 semanas en el que asignaron al azar a adultos con obesidad abdominal a cuatro grupos. Un total de 53 participantes recibieron infusiones intravenosas de tocilizumab o solución salina como placebo cada cuatro semanas, combinadas con ningún ejercicio o una rutina de bicicleta en varias sesiones de 45 minutos cada semana. Los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética para evaluar la masa de tejido graso visceral al principio y al final del estudio.
En las personas con ‘barriga’, la pérdida de la masa de tejido adiposo visceral mediada por el ejercicio requiere la señalización del receptor IL-6- Wedell-Neergaard, Lehrskov, y Christensen, et al. / Cell Metabolism

Los resultados mostraron que, en los grupos de placebo, el ejercicio redujo la masa de tejido graso visceral en un promedio de 225 gramos (8%). Pero el tratamiento con tocilizumab eliminó este efecto. Los grupos que sí hicieron ejercicio, tocilizumab también aumentó la masa de tejido graso visceral en aproximadamente 278 gramos en comparación con el placebo. Además, tocilizumab aumentó el colesterol total y el colesterol ‘malo’ o LDL en comparación con el placebo, tanto en el grupo de ejercicio como en el grupo sin ejercicio. «Por lo que sabemos, este es el primer estudio que demuestra que la interleucina-6 tiene un papel fisiológico en la regulación de la masa grasa visceral en los humanos», señala Wedell-Neergaard».

Además de medir el peso corporal total, sería útil, y quizás más importante, medir la circunferencia de la cintura para hacer un seguimiento de la pérdida de masa grasa visceral y mantenerse motivado.

Ejemplo de demanda de energia segun el ejercicio

Cuando la intensidad del ejercicio aumenta, la demanda de energía también aumenta, por lo que aumenta el consumo de oxígeno hasta el límite máximo y a partir de ahí, todavía se puede producir mas energía, por hidrólisis anaeróbica de la glucosa (que no necesita oxígeno, pero que produce ácido láctico, por lo que se acidifica el músculo y disminuye su rendimiento a medida que la acidez aumenta).

Los recursos energéticos para producir energía dependen del tipo e intensidad del ejercicio (a mas intensidad mas consumo de HdeC), de su duración (a mas duración mas consumo de grasas), así como del estado de entrenamiento del deportista (si esta mas desentrenado consume mas grasas, pera consigue menor velocidad; a la misma velocidad consume mas HdeC). En los primeros minutos de ejercicio se consume principalmente glucosa, hasta que la lipólisis libera ácidos grasos, para su metabolización por beta-oxidación. En general en ejercicios de larga duración se consumen mas grasas, pero para su metabolización son necesarios los HdeC2.

En el caso de un hipotético atleta sería el siguiente:

Corriendo a10 Km./h Se necesita 100 ATPs, en una hora de ejercicio, probablemente saldrán:

• de la oxidación de Grasas: 30 ATPs;
• de la Glucosa: 64 ATPs (55 oxidación aeróbica y 9 glicólisis anaeróbica),
• de proteínas: 4 ATPs y
• del almacén de fosfato de Creatina: 2 ATPs.

Corriendo a 20 Km./h Se necesita 200 ATPs 1 hora de ejercicio, probablemente saldrán:

• de las Grasas: 70 ATPs;
• de Glucosa: 120 ATPs (60 aeróbicos y 60 anaeró- bicos),
• de proteínas: 8 ATPs y
• del almacén de fosfato Creatina: 2 ATPs

La producción de energía para el ejercicio físico viene en parte determinada genéticamente, pero se puede modificar hasta ciertos límites con el entrenamiento deportivo y con la alimentación. El entrenamiento en deportes de resistencia hace que se incrementen las fibras lentas aeróbicas, se aumente la capacidad respiratoria y la masa magra.

Fuente – Leer más

Fuente – Leer más

Fuente – Leer más

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: