La masculinización de las facciones, Los hombres antes la Aguja (botox, rellenos, hidroxiapatita cálcica, ….Otros)

por | Abr 5, 2020 | Ciencia, Miscelánea | 0 Comentarios

La masculinización de las facciones, Los hombres antes la Aguja (botox, rellenos, hidroxiapatita cálcica, ….Otros)

Lo primero que queremos destacar y recordar en este post, es que:

No es lo mismo medicina estética que cirugía. La medicina estética no es intervencionista ni se cambian rasgos, sólo trata de mejorarlos, en la cirugía se recurre a operaciones.

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha presentado un nuevo estudio socioeconómico y de penetración del sector de la Medicina Estética en España… En él, se explican las diferentes tendencias de mercado actual y la vinculación, por parte de los usuarios, entre los tratamientos estéticos y la ‘belleza de la salud’. El estudio de la SEME revela que la primera tendencia que impulsa el mercado de la medicina estética es la búsqueda de una belleza natural, discreta y reversible, motivada por el cuidado de la salud preventiva.

El informe destaca un tímido crecimiento, pero constante de los clientes masculinos como usuarios de la medicina estética.

Los primeros coqueteos con la medicina estética comienzan en la adolescencia motivados por un deseo de mejora y no de cambio.

“Sobre todo nos demandan tratamientos del acné, para el sobrepeso, y fotodepilación médica”

En el hombre los más demandados son los que masculinizan las facciones. “Centrados, sobre todo, en el tercio inferior del rostro”.

En un rostro masculino, con la aguja se busca sobre todo enfatizar los ángulos del contorno facial, el soporte del rostro: mandíbula y mentón, es decir, remarcar la masculinidad. La intención es también disimular el cansancio y los signos de la edad.

El estudio revela la MASCULINIZACIÓN DE LA ESTÉTICA.

Se estima que ya son el 15% de hombres los que se someten a tratamientos de medicina estética, y el porcentaje aumenta cada año.

¿Los tratamientos más demandados?

Los que masculinizan las facciones, centrado sobre todo en el tercio inferior del rostro. El Tratamiento Rejuvenecedor Cuello y Mandíbula es uno de los más demandados y consigue proyectar y marcar, a base de microinfiltraciones, la línea de la mandíbula y el mentón.

Pero como son los HOMBRES ante la AGUJA

El paciente masculino prefiere mejorar de forma sutil, sin que se le note. Suele ser un paciente más dócil y obediente.

En cuanto a la intención, también cambia, en el hombre el principal interés es gustar a los demás. Son muchos los estudios que aseguran que las mujeres se suelen sentir atraídas por hombres de mandíbulas prominentes. El problema es que, con el paso de los años, aparece la flacidez, el rostro se descuelga y pierde su forma.

En cuanto a los materiales, en ellos normalmente se usan infiltraciones de:

.-. hidroxiapatita cálcica, por que aporta un volumen natural.

.-. bótox y otros rellenos, se usan diferentes dosis y los puntos de infiltración también son distintos.

 

El objetivo que desean conseguir Ellos:

.-. Quieren refrescar sin borrar las arrugas.

.-. En cuanto a los rellenos, ellos buscan definir el ángulo mandibular.

Los hombres sienten que cara y cuello se juntan, especialmente los que acostumbran a llevar traje y corbata. Este look luce mejor en rostros con mandíbulas marcadas, que formen un ángulo de 90 grados marcando la forma del cuello. De lo contrario, parece que la mandíbula se desparrama por el cuello de la camisa.

 El tratamiento estrella para ellos. Tratamiento rejuvenecedor de cuello y línea de la mandíbula:

Una técnica que consigue proyectar y rejuvenecer la línea de la mandíbula mediante infiltraciones con microcánulas. Las microcánulas son de 70 mm de longitud. A través de un único punto de entrada por cada lado del rostro, se realiza el abordaje, entrando por detrás del músculo masetero.

Los resultados son espectaculares:

Se obtiene un ángulo mandibular más proyectado, ni rastro de descolgamiento, la mandíbula se cuadra, más definición en la separación cara-cuello y rostro más rejuvenecido.

Se trata de un procedimiento sencillo:

Un solo pinchazo por cada lado del rostro, en tiempo récord, sin dolor, sin hematomas ni señales, sin necesidad de recuperación y sin anestesia.

Una técnica indolora, rápida, y de efectos inmediatos:

Donde el rostro se vuelve más atractivo, la mandíbula se ve más fuerte y el mentón, más marcado.

La elección del tipo de material de infiltración dependerá de la fisionomía de cada paciente:

En caso de una mandíbula de hueso marcado se infiltra ácido hialurónico. En el caso de que no sea así, hidroxiapatita cálcica.

Fuentes, Leer +

Fuentes, Leer +

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: