Máscaras Led, fuente para el cuidado, mantenimiento y belleza de la piel

por | Abr 21, 2020 | Ciencia, Miscelánea | 0 Comentarios

Máscaras Led, fuente para el cuidado, mantenimiento y belleza de la piel

 

Celebrities y Famosos como Madonna, Carla Bruni, Jessica Alba y otras muchas, conocedoras de las novedades en belleza confiesan ser fans de esta terapia y tecnología, la Máscara Led.

Los dispositivos con luz led suponen y obtienen un impulso para la actividad celular de la piel (Fotobiomodulación), lo cual se traduce en la mejora de la falta de tono, las líneas de expresión o los brotes de acné.

No es casualidad que los efectos terapéuticos de esta tecnología sobre la piel se lleven utilizando desde los años 70 en tratamientos médicos para curar y cicatrizar rápidamente las heridas. La NASA fue el precursor de ésta terapia Biofotónica y después se ha investigado mucho sobre los beneficios regenerativos de la luz Led aplicados a la medicina estética. Estudios médicos aseguran que la utilización de LED (Luz Emisora de Diodo), en una específica longitud de onda, tiene un efecto beneficioso para la piel. Su uso continuado logra un efecto beauty incomparable. La luz Led, además, no posee efectos secundarios y puede utilizarse sin o con máscaras cosméticas.

La Fotobiomodulación, Máscara LED, actúa a través de la luz emitida por diodos – LED, activando las células productoras de las fibras de sustentación de la piel e inhibiendo las enzimas que destruyen el colágeno cutáneo. Al mismo tiempo, corrige las funciones metabólicas de la piel.

¿Qué es una máscara LED?

Las máscaras LED son dispositivos que emiten energía en forma de luz,utilizando longitudes de onda específicas de baja intensidad. Estos dispositivos están construidos en un soporte en forma de máscara facial que garantiza la exposición controlada y homogénea en las áreas a tratar.

Las siglas LED corresponden a Diodo Emisor de Luz en inglés (light-emitting diode).

Las terapias que se aplican con las máscaras LED son una forma de fototerapia, y son técnicas utilizadas para combatir la hiperpigmentación, el envejecimiento y el acné, es decir, los problemas más habituales que afectan al rostro en función de la edad. La fototerapia LED actúa de manera directa sobre la piel y se puede emplear un color diferente (diferente longitud de onda) en función de los efectos que se deseen conseguir.

A cada luz, su efecto

Luego de la evaluación del paciente correspondiente, el profesional determinará el tipo de luz más adecuado a la piel del paciente. Entre los principales resultados que se obtienen de la fotobiomodulación con luces LED encontramos los siguientes:

.-.  Luz AMARILLA.
Con una longitud de onda de 590 nm, reduce la creación de sebo, mejora la condición de la piel con arrugas, con enrojecimiento y en definitiva perjudicada por agotamiento y tensión mental. Promueve el drenaje de toxinas de la piel.

.-. Luz AZUL.
Con una longitud de onda 465 nm, tiene efecto bactericida y anti-inflamatorio. Es un tratamiento que reduce el acné, alivia el dolor y elimina la hiperemia de piel o enrojecimiento. Tiene un efecto beneficioso en la condición de la piel perjudicada por insomnio y menopausia.

.-. Luz VERDE (525-550nm)

Indicada para ayudar a reparar las pieles pigmentadas, manchas provocadas por el sol y la edad, penetrando en las capas básales de la epidermis. Reduce líneas de expresión, estimula los nutrientes, ayuda a regeneración pieles maduros.

La luz verde LED está indicada para ayudar a reparar las pieles pigmentadas o con manchas provocadas por el sol y la edad. Reduce líneas de expresión, estimula los nutrientes.

Es específica para controlar la hiper-pigmentación de la piel. Ayuda a eliminar las manchas y el tono más oscuro de la piel igualando el tono en general del cutis. La luz verde actúa frente a los melanocitos, las células formadoras de la melanina en la parte interna de la epidermis. La luz verde inhibe la producción en exceso de melanina.

.-. Luz ROJA.
Con una longitud de onda 635 nm puede penetrar en la piel, estimular la proteína de colágeno y la creación de fibras. Es un tratamiento antiage que promueve la activación de las células. Resultado: una piel tonificada; cierra el poro e ilumina.

 

Resumiendo:

En el campo de la DermoCosmética, su uso está cada vez más extendido como complemento terapéutico, siendo aplicado en:

Estrías, alopecia, acné, celulitis, fotorrejuvenecimiento, melasmas, rosáceas, cuperosis, lesiones vasculares…, recuperación tras intervenciones médico-quirúrgicas (cicatrización, modulador de la inflamación, bioestimulador del fibroblasto, bacteriostático, inhibición de la melaninogénesis…), modulador del dolor agudo, profundo y/o crónico, terapia fotodinámica (TFD), para el tratamiento de lesiones dermatológicas (carcinoma basocelular plano, enfermedad de bowen, queratosis actínicas…), etc.

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: