¿Cómo mejorar una piel con lentigos solares?

 

En una primera consulta es necesario realizar una historia clínica precisa y un diagnóstico de la piel, para lo cual utilizaremos lo último en tecnología diagnóstica. Una vez estudiado el caso el equipo tecnico determinará el programa de tratamiento más adecuado con el sistema.

Una sesión dura aproximadamente 20-40 minutos y consta de:

Toma de fotografías de las zonas de tratamiento.

Limpieza y Desinfección de la zona de tratamiento y protección ocular.   Limpieza del gel conductor y aplicación de tratamiento tópico (mascarillas frías regeneradoras dermoepidérmica, descongestivas, fotoprotección solar…).

Normalmente no requiere del uso de anestesia previa ya que es un tratamiento tolerable.

Si el sistema lo requiere – aplicación de una fina capa de un gel conductor y ejecución del programa de tratamiento diseñado por el equipo técnico o previamente, por las zonas seleccionadas.

Entrega de pautas de cuidado domiciliario y cita para la revisión pertinente.

Los tratamientos no suelen exceder más de 20-40 minutos por sesión.

Normalmente una persona con léntigos solares tendrá una piel fotodañada y estas manchas marrones formaran parte de un trasfondo de piel inelástica, apagada y con arrugas finas superficiales.

 

El abordaje debería ser integral y hay sistemas que así lo hacen.

.-. Las cremas con alfahodroxiácidos y retinoides con o sin despigmentantes, consiguen mejorías del aspecto general, pero son poco eficaces a la hora de aclarar los léntigos.

 

Si nos ceñimos solo al léntigo, puede responder perdiendo la intensidad de su color o desapareciendo, con los siguientes métodos:

.-. Crioterapia:  Hay que hacerla muy superficial. Tiene el inconveniente de su escasa precisión y la posibilidad de dejar hiperpigmentación o hipopigmentación duradera (más frecuente en fototipos claros).

.-. Láser no específicos para pigmentos (Co2, Erbio:Yag): Al tener dianas (cromóforo) distintas al color marrón, son menos precisos y se suelen usar con otros fines. No obstante, con mayor inflamación y menos selectividad, en manos expertas pueden mejorar los lentigos.

Los siguientes sistemas láser consiguen desintegrar el pigmento acumulado en los melanosomas que será eliminado por células especializadas (macrófagos por fagocitosis), vía linfática y a través de la epidermis.

.-. Láser de nanosegundos (Q-Switched), Alejandrita, Neodimio-Yag y rubí: Con esta rapidez de disparo se consigue un daño foto acústico con mínimo daño térmico y esta precisión deja muy buenos resultados.

.-. Láser de picosegundos: aún más rápido que el anterior, consiguiendo un grado mayor de fragmentación del pigmento.

.-. Luz pulsada intensa: también en este apartado la tecnología ha ido perfeccionándose con los nuevos sistemas de doble filtro de luz, pulso cuadrado Selective Waveband Technology (SWT) y múltiples longitudes de onda. Permiten con muy poco daño térmico mejorar los tres aspectos del fotoenvegecimiento:

 

.  Pigmentario (léntigos)

. Vascular (rojez y telangiectasias o arteriolas dilatadas)

. Dérmico (mejora de la textura y tono por ser un eficaz inductor en la formación de colágeno)

Pin It en Pinterest