Miel de Manuka la revolución natural antibacteriana y cicatrizante

por | Jun 20, 2017 | Ciencia | 0 Comentarios

Miel de Manuka la revolución natural antibacteriana y cicatrizante

La miel de Manuka es reconocida por contener flavonoides, ácidos orgánicos y enzimas. Los flavonoides son antioxidantes naturales que mejoran la longevidad de las células de la piel, evitan el envejecimiento prematuro y protegen contra los radicales libres que son una fuente inagotable de destrucción celular.

Como te decíamos, la miel de Manuka es original de Nueva Zelanda, y la producen las abejas recolectando el polen de las flores de los arboles de Manuka. En el país del que son originarias consideran sanador este pequeño árbol de flores blancas y rosas, porque con él se preparaban tónicos y otros remedios. De hecho, los indígenas maoríes ya la usaban en forma de compresas para curar heridas, quemaduras y hasta picaduras.

En Nueva Zelanda, las zonas donde crecen los árboles de Manuka son especialmente cuidadas y zonas protegidas, por lo que se controla que sean zonas libres de pesticidas. Actualmente se están plantando árboles de Manuka en otras zonas, como en Sudamérica. La miel que se obtiene de este árbol tiene un color muy oscuro y un sabor mucho más fuerte y hasta ligeramente amargo, en comparativa la común.

Sus propiedades antibacterianas, claves de su éxito

La miel por sí misma tiene propiedades antibacterianas de forma natural gracias al peróxido de hidrógeno. Las abejas toman el polen de las flores y en la colmena se produce la miel a partir del néctar al añadir la enzima glucosa oxidasa. La miel al entrar en contacto con la piel, gracias a las enzimas que contiene, libera peróxido de hidrógeno, y es ahí cuando se produce esa acción bactericida.

La miel de Manuka tiene mucha más fuerza antibacteriana que los otros tipos de miel, ya que tiene una capacidad de liberar peróxido de hidrógeno de forma más estable, no se diluye o se elimina al exponerse al calor o la luz, y según indican los estudios es activa frente a un gran número de bacterias.

Además de la actividad antibacteriana, es muy eficaz en los procesos de cicatrización, al aplicarse directamente en la piel. Si se toma de forma oral, ayuda a aliviar las irritaciones de garganta, y también es buena en problemas del tracto digestivo, concretamente sobre las úlceras y problemas de irritación e inflamación del sistema digestivo. Contiene antioxidantes naturales que ayudan a mejorar la vitalidad y las defensas.

Algunas celebrities que parecen utilizarla, como Gwyneth Paltrow o Scarlett Johansson. Miel de Manuka Un  elixir que ya ha seducido a Gwyneth Paltrow entre otras estrellas de Hollywood

Diferentes niveles de eficacia

Por otra parte, y una de las razones más importantes es que hay diferentes tipo de miel de Manuka dependiendo de su capacidad terapéutica y de su capacidad para destruir las bacterias. Esta capacidad viene medida por este factor: Manuka Factor Unico, UMF, que es analizado en el Honey Research Unit de la Universidad de Waikato en Nueva Zelanda. Para considerarse una miel activa tiene que tener el nivel al menos 10.

UMF 0- no detectable

UMF 5- nivel bajo , no específico para tratamientos terapéuticos

UMF 10- nivel de mantenimiento, específico para mejorar la vitalidad y inmunidad

UMF 15- nivel útil, alta acción antibacteriana

UMF 16- nivel útil, alta acción antibacteriana

UMF 18- nivel superior o de alta actividad, para tratamientos específicos

UMF 20- nivel superior o de alta actividad, para tratamientos específicos

UMF 25- nivel muy superior o de altísima actividad.

Además del peróxido de hidrógeno contiene metilglioxal o MG. Esta es una molécula común en la miel en pequeñas proporciones. En la miel de manuka hay una cantidad mayor. El MG actúa dañando las bacterias. Su concentración también está medida por el valor UMF.

¿Cómo podemos usar la miel de Manuka?

Esta miel se usa para múltiples usos como alternativa a algunos fármacos o como tratamiento para reforzar otros. Incluso es habitual su uso en hospitales anglosajones, ya que esta actividad antibacteriana está científicamente demostrada. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta miel no es un fármaco y, obviamente, si el médico receta fármacos, no pueden dejar de utilizarse o sustituirse por esta sin su consentimiento y notificación.

Al estar considerada un suplemento nutricional, la relación “dosis-efecto” no está establecida como en el caso de los fármacos, por ello se han de considerar solo como recomendaciones.

Como cicatrizante, se puede aplicar en ulceras cutáneas, en infecciones o placas tanto por bacterias o hongos. También en irritaciones cutáneas. Para ello, se debe poner la miel en forma de emplaste y una gasa o vendaje encima, haciendo una oclusión y cambiando varias veces la cataplasma.

De forma oral, se puede usar para las úlceras tanto de estómago como de duodeno, tanto para ayudar a mejorarlas como en los problemas de irritación e inflamación gástrica. Puede utilizarse también en la infección por Helicobacter Pylori, responsable de muchas úlceras y gastritis. En este caso, deberíamos utilizar la miel de UMF 18 o 20. Lo ideal es tomar una cucharada pequeña por la mañana en ayunas, y se podría aumentar la dosis a dos cucharadas. Una vez se haya solucionado el problema de la infección o cuando ya se ha terminado el tratamiento, para mejorar los síntomas que muchas veces todavía quedan (muchas veces duran bastantes días), se puede tomar la miel de UMF 15 o16, del mismo modo.

Para mejorar las defensas, la vitalidad, como antioxidante o después de un periodo de convalecencia o debilidad, solo es necesario tomar una cucharada, de UMF 10, 15 o 16 , sola por la mañana o mezclada con vinagre de manzana.

Aparte de estas utilidades tan especificas de la miel de Manuka, esta miel puede usarse también al igual que todos los otros tipos, como expectorante, en resfriados o incluso para usos cosméticos. Eso sí, si la usamos para hacer mascarillas, hemos de tener en cuenta que es mucho más potente y puede contrarrestar el efecto de otros componentes.

Precauciones y Contraindicaciones

Se trata de una miel activa terapéuticamente, por lo que no es recomendable darla a niños menores de un año y medio.

En los productos cosméticos como cremas que contienen una pequeña proporción hay que seguir las indicaciones del fabricante.

Si eres diabético debes vigilar su consumo por la aportación de glucosa y fructosa. En general el consumo de miel está contraindicado para la diabetes.

El resto de personas pueden hacer uso moderado de este producto sin riesgos.

 

Fuente – Leer Mas

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: