NDV Ciencia en general Versus esa Corrosión de los Mitos Dieto-Cosme-Esteticos que afectan en tu vida cotidiana

Dietética

El azúcar vuelve hiperactivos a los niños

Falso

En la actualidad existen al menos 12 estudios que analizan el comportamiento de los niños con dietas que contenía distintos niveles de azúcar y nunca han encontrado diferencias entre ellos.
Ni siquiera en estudios de niños que eran considerados “sensibles” al azúcar se encontró una diferencia en el comportamiento tras consumir alimentos libres de azúcar y alimentos con azúcar.
Otros estudios que han realizado sobre los padres se llegaron a la conclusión de que éstos afirmaban encontrar a los niños mas activos cuando tomaron azúcar, incluso cuando en realidad lo que tomaron los infantes fue un placebo.
Es decir, que los padres tienen el mito tan arraigado que ellos mismos se convencen de que sus hijos se vuelven hiperactivos con la ingesta de azúcar, aunque no sea cierto.

 

Comer de noche engorda

Falso

Este mito lo llevan a rajatabla todos aquellos que en algún momento de su vida han tenido que realizar alguna dieta. Lo han escuchado decenas de veces:
Prohibido comer de noche
A partir de cierta hora nocturna, cerrar la boca y tirar la llave al mar.
En una revisión exhaustiva de la literatura científica al respecto, nuestros investigadores no encontraron la más mínima evidencia de esta afirmación.
Comer de noche engorda exactamente igual que comer de día. Este mito parece ser que nació por un estudio solitario y sin cotejar que publicaron en Suecia donde afirmaban que encontró que mujeres obesas dijeron comer más en la noche que las no obesas. La simple realidad es que las mujeres obesas no son sólo “comedoras nocturnas” sino en general comen más durante todas las comidas.
Lo único cierto es que la gente sube de peso porque consume más calorías de las que quema, así de claro y de rotundo.

Dermocosmetica

Lavarse el pelo todos los días provoca que se engrase más

Falso

Uno de los Mitos mas extendido es el de que lavarse el pelo a diario puede provocar un aumento de grasa capilar.
Durante el siglo XX los champús contenían agentes de lavado más agresivos, los cuales retiraban en exceso la grasa natural, provocando como daño colateral que las glándulas sebáceas produjesen un exceso de grasa posterior al lavado. Sin embargo, hoy en día los champús están adaptados para un uso diario.

Los estudios y experto en la actualidad recomiendan que se lave el pelo con la frecuencia que se necesite en cada caso, de forma individualizada.
Sin olvidar la importancia de aclarar bien los restos del champú, y evitar el uso de suavizantes en casos de cabellos grasos para no apelmazar el cabello.

 

Los geles de baño de PH neutro son más suaves para la piel

Falso

Apoyando nuestra afirmación en la base científica de que la escala del pH va del 0 al 14, un pH neutro implicaría un valor de 7.
Sin embargo, la piel humana tiene un pH ácido (4.6 – 5.5), por lo que un “pH neutro” de un gel para la piel, en realidad, debería ser ligeramente ácido.
Por tanto, hablar de un cosmético con “pH neutro” puede ser engañoso y confuso.

El esmalte impide “respirar” a las uñas

Falso

Lo primero que tenemos que recodar es el que las uñas no necesitan oxígeno, y por tanto no respiran.
Las uñas se componen de diversas capas de queratina, y según se van alejando de la matriz ungueal, son meras células muertas, y por eso las uñas pueden cortarse sin sufrir dolor alguno.

El factor a tener en cuenta es que los quitaesmaltes contienen productos disolventes, que pueden debilitar la superficie de las uñas, algo que puede provocar la sensación de que es el esmalte el culpable del deterioro.

Cortarse el pelo al cero hace que crezca más áspero y rápido

Falso

Este mito si que hasta los propios profesionales de peluqueria lo aconsejan cuando ven que el cliente les llega con problemas de calvicie incipiente. Sin embargo, no se trata más que de otra ilusión.
Basando nuestra respuesta en varios estudios que han comparado parches de cabello que crece después de rasurarse y otros sin rasurarse. Se demostró que el cabello rasurado no crece más rápido y nace sin una punta muy fina que se encuentra en el cabello sin rasurar, lo cual da la impresión de ser más grueso y áspero.

Coexistiendo con esta falsedad, tenemos la otra que dice que rasurararse los pelillos de las piernas, hace que te crezcan más fuertes y en más negros.
De nuevo otra mentira muy extendida precisamente por el aspecto subjetivo que ofrecen los pelos salientes con respecto a los que estaban ya largos. Además, si esto fuera cierto, habría muchas mujeres que tendría los pelos de las piernas como púas del 15, y sin embargo, se pasan años depilándose con maquinillas de rasurar y siempre los tienen igual.

 

Pin It en Pinterest