‘Operación bikini’, especial vientre plano en 8 Tips

por | May 4, 2018 | Ciencia | 0 Comentarios

‘Operación bikini’, especial vientre plano en 8 Tips

 

La “tripita” es una de las zonas de la anatomía que más preocupa en cuanto se acerca el verano. ¡No escondas los bikinis! Aún estás a tiempo.

 

1. Evita los edulcorantes: son algunas de las principales causantes de la mala digestión y la hinchazón del abdomen.

2. Más fruta y menos batido: las frutas son ricas en fibra, pero también contienen azúcares. A la hora de tomar batidos de frutas, la fibra se destruye y lo que queda es la glucosa.

3. Ojo con las ensaladas: algunos ingredientes pueden hinchar el vientre, como son la coliflor o el brócoli.

4. La fibra: es muy importante para mantener el sistema digestivo activo. Cuánto más activo esté tu sistema digestivo mejor para tener un vientre plano. Verduras, fruta, cereales, frutos secos… la fibra está en muchos alimentos e introducirlos en la dieta es muy sencillo.

5. Come despacio: mastica bien la comida para evitar acumular aire en tu estómago. Además, el comer lento da sensación de saciedad, y así evitas comer de más. Come cada tres o cuatro horas en pequeñas cantidades, aliviarás tu sistema digestivo y llegarás con menos hambre a las ingestas principales.  No comas nada de 2 a 3 horas antes de ir a la cama. Tu cuerpo se ralentiza cuando duermes, lo que evita que digiera de manera apropiada la comida en tu estómago.

.- En la noche, tu organismo es mucho menos activo, lo que significa que tu cuerpo probablemente almacenará las calorías que consumes tarde en la noche como grasa en lugar de quemarlas como energía.
.- Procura no comer nada por lo menos unas 2 o 3 horas antes de irte a dormir o sigue una “dieta diurna”, la cual te permitirá comer durante las horas del día.
6. Bebe mucha agua: ello evita la retención de líquidos que se acumulan en el abdomen y asegura un funcionamiento adecuado del sistema digestivo. Además de garantizar un funcionamiento adecuado del sistema digestivo, evita la retención de líquidos que se acumulan en el abdomen, mantiene las articulaciones en buen funcionamiento para hacer ejercicio, permite la absorción de nutrientes, con el calor es un buen reconstituyente… y a la hora de reponer minerales cuando sudas, es de los mejores gestos.

7. Haz ejercicio: evita que tu metabolismo se vuelva más lento saliendo a caminar o a montar en bici. Lo ideal es hacer una actividad que acelere el ritmo cardiaco y estimule la quema de grasas. “Practicar deporte al aire libre tiene multitud de beneficios, no solo físicos, sino también psicológicos. Está científicamente demostrado que, cuando observamos un entorno bonito, cualquier actividad que realizamos se hace más llevadera”

8. Mantén la sal y el azúcar lejos:La sal favorece la retención de líquidos y el acúmulo de los mismos en la tripa y el azúcar además de convertirse en grasa tiene un alto índice calórico y te hace engordar.

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: