Pitidos en los Oídos (Tinnitus o Acúfenos) una enfermedad no diagnosticada

por | Nov 14, 2018 | Miscelánea | 0 Comentarios

Pitidos en los Oídos (Tinnitus o Acúfenos) una enfermedad no diagnosticada

Un 8% de la población mundial padece acúfenos y al menos un 30% de ella los ha sufrido alguna vez, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Acúfenos (o tinnitus), un trastorno que se caracteriza por oír un zumbido o un silbido constante en el interior del oído. Un ruido “fantasma” que inventa el cerebro y que sólo oye la persona afectada, en ocasiones durante las 24 horas del día.  Se estima que el 5% de la población, el equivalente a más de dos millones de personas, ha acudido en alguna ocasión a consulta (y son muchos más los que los que nunca han sido diagnosticados).

A día de hoy no se conoce el origen de esta enfermedad, tanto si se trata de acúfenos subjetivos (aquellos que son una sensación que se crea en el oído y que sólo percibe el paciente) o de acúfenos objetivos (que se corresponden con sonidos reales, como latidos del corazón, y que apenas representan el 5% de los casos).

Posibles causas del tinnitus

  • Las infecciones en los oídos.
  • La enfermedad de Ménière.
  • La disminución de riego sanguíneo en el oído.
  • Problemas en las cervicales o mandíbulas.
  • El cerumen compactado en el oído.
  • Para finalizar hay que recordar que uno de los principales factores de riesgo es la exposición prolongada a ruidos de elevada intensidad.

 

El sonido que oyes puede ayudar al médico a detectar una posible causa no diagnosticada:

  • Chasquido. Las contracciones musculares dentro y alrededor del oído pueden causar chasquidos agudos que se oyen como estallidos. Pueden durar varios segundos o unos pocos minutos.
  • Sonido de la sangre o zumbido. Es posible que percibas fluctuaciones en el sonido, por lo general, de origen vascular, cuando haces ejercicio o cambias de posición, como cuando te acuestas o te levantas.
  • Latidos del corazón. Los problemas de los vasos sanguíneos, como la presión arterial alta, un aneurisma o un tumor, y la oclusión del canal auditivo o de la trompa de Eustaquio, pueden amplificar los latidos del corazón que oyes (tinnitus pulsátil).
  • Timbres de tono bajo. Uno de los trastornos que pueden causar timbres de tono bajo en un oído es la enfermedad de Ménière. El tinnitus puede llegar a ser muy fuerte antes de un ataque de vértigo (sensación de que tú o lo que te rodea gira o se mueve).
  • Timbres de tono alto. La exposición del oído a un ruido muy fuerte o a una explosión puede causar un sonido de tono alto o un zumbido que, por lo general, desaparece después de pocas horas. Sin embargo, si también hay una pérdida de la audición, el tinnitus puede ser permanente. La exposición a ruidos durante un largo tiempo, la pérdida de la audición relacionada con la edad o los medicamentos pueden causar un timbre de tono alto y continuo en ambos oídos. El neuroma acústico puede causar un timbre de tono alto y continuo en un oído.
  • Otros sonidos. La rigidez de la cadena de los huesecillos del oído interno (otosclerosis) puede producir un zumbido de tono bajo en los oídos, que puede ser continuo o intermitente. El cerumen, los cuerpos extraños o los cilios auditivos del canal auditivo pueden frotar la membrana del tímpano, lo que causa una serie de sonidos.

El tinnitus no tiene cura ni hay fármaco que lo remedie, sí que hay tratamientos para combatirlo. El que se ha demostrado más efectivo es la Terapia de Re-entrenamiento del Tinnitus (TRT), que presenta una eficacia probada en el 85% de los casos.

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: