¿Es posible quitarse de encima un montón de años?

Las células, a pesar de no ser inmortales, tienen la facultad extraordinaria de regenerarse. Pero Con el paso de los años, la renovación celular se ralentiza, las células envejecen, empiezan a funcionar mal y acaban por perecer.

 

¿Sabe cuál es su verdadera edad

No estamos hablando de arrugas y líneas de expresión, de manchas en la piel ni de canas, sino de algo mucho más importante. Su edad real es la que tiene escrita en todas y cada una de sus células.

Es posible prolongar la renovación de las células reduciendo el impacto de los contaminantes que ensucian, inflaman, oxidan y alteran la actividad del sistema celular (estrés oxidativo, contaminación ambiental, mala calidad del sueño o de la alimentación…). Al alterarse los procesos de renovación celular, estos contaminantes contribuyen a acelerar el envejecimiento y aumentan el riesgo de padecer todas las enfermedades asociadas al mismo.

Para mantener la renovación de las células, debe empezar por: restricción de las calorías, una alimentación que dé más importancia a los alimentos frescos, ecológicos y ricos en nutrientes esenciales (consumidos crudos o cocinados a baja temperatura), además de practicar de forma habitual actividades físicas, así como pasar más tiempo al aire libre, en contacto con la naturaleza. Recuerde, no estamos hablando de “antiedad” sino de “antienvejecimiento”, algo mucho más profundo, es decir, de frenar la decadencia física y mental y prolongar la vida con buena salud.

Pero hay algo más que puede hacer, sobre todo si es mayor de 50 años y empieza a notar los efectos de la edad debe añadir a su dieta cuatro nutrientes protectores del envejecimiento:

.- La beta-alanina lucha contra la “caramelización” de las células. La beta-alanina es el precursor directo de la carnosina, un aminoácido conocido por su acción contra la glicación de los tejidos orgánicos.

.- La huperzina A protege las neuronas. La huperzina A es un alcaloide que se extrae de una planta utilizada tradicionalmente en la medicina china, la Huperzia serrata.

.-  La corteza de pino marítimo neutraliza los radicales libres. El extracto de corteza de pino contiene una combinación natural de antioxidantes (procianidinas, bioflavonoides) y de ácidos orgánicos que lo convierten en un potente neutralizador de los radicales libres, esas moléculas “carnívoras” que devoran las células sanas, atacan las mitocondrias y alteran el ciclo de renovación celular.

.- Para finalizar la  coenzima Q10 regenera todas y cada una de las células. La coenzima Q10 (o CoQ10) es un antioxidante presente en todas las células del organismo, concentrado en las mitocondrias, donde desempeña el papel de “chispa” que desencadena la producción de energía. Todos los órganos vitales, y en particular el corazón y el cerebro, tienen la necesidad de un aporte continuo de CoQ10 para que funcionen, como también la tienen los entre 30 y 50 billones de células que integran nuestro organismo.

 

 

 

 

 

Pin It en Pinterest