Radiofrecuencia Multipolar – 3 D

por | Mar 8, 2017 | Ciencia | 0 Comentarios

Radiofrecuencia Multipolar o 3 D

La RadioFrecuencia originariamente es, un sistema terapéutico utilizado desde hace años.

Sin embargo, recientes investigaciones y análisis han permitido incorporarlo ademas de a las clinicas medicas a los centro de belleza y los SPAS con excelentes resultados.

Su llegada al mundo de la estética está revolucionando la lucha contra el envejecimiento corporal y facial ademas de la celulitis, la flacidez corporal y facial.

La radiofrecuencia bien aplicada, es una tecnología indolora y efectiva, se posiciona ya como alternativa perfecta a métodos más agresivos, dados sus óptimos resultados, totalmente respetuosos con la naturaleza de la piel.

Esta efectividad y su carácter no invasivo han hecho posible que, actualmente, numerosos centros de todo el mundo se decidan a incorporar equipos con esta tecnología capaz de satisfacer la demanda del cliente.


Radiofrecuencia Multipolar o 3 D, Que es?

El ritmo de vida actual reclama unas premisas en los tratamientos de belleza con acción casi inmediata, que posibiliten mantener la actividad diaria sin interrupción y cuyas sesiones resulten lo más agradables posible ( NDV Synergy Concept Technology  congelar la edad   con  Terapias regenerativas”)

La radiofrecuencia es una técnica que trabaja mediante radiaciones electromagnéticas que oscilan en un campo eléctrico y magnético en forma simultánea. Dentro de este campo eléctrico, las polaridades cambian de positivo a negativo de forma alterna, lo que provoca un gran calentamiento de los tejidos. Este calentamiento genera un incremento de la circulación, un estímulo a los fibroblastos para la formación de neo-colágeno y un aumento de los metabolismos celulares.

 

Radiofrecuencia Multipolar o 3 D, Se trata de premisas que cumplen los protocolos realizados con radiofrecuencia, una tecnología basada en radiaciones electromagnéticas.

Los equipos con fines estéticos logran transferir la energía de la radiofrecuencia, en forma de calor y de manera selectiva, a la dermis profunda y a las capas subdérmicas, protegiendo la epidermis. Dicha energía provoca un aumento de temperatura en la dermis.

Con ello, se desencadenan interesantes efectos de trascendencia estética.

Uno de los principales beneficios que aportan las sesiones con radiofrecuencia es la reestructuración del colágeno profundo, que implica la generación de nuevas fibras de colágeno que sustituyen a las antiguas, lo que permite que todo el tejido adquiera mayor firmeza. La piel se vuelve más elástica y rejuvenecida.

Otro de los aspectos más valorados de la radiofrecuencia es su capacidad para favorecer el drenaje linfático. Líquidos y toxinas se eliminan, mejorando, de esta forma, las zonas afectadas por la celulitis. Además, se activa la circulación del área a tratar, lo que mejora el metabolismo del tejido graso subcutáneo y el aspecto de la piel próxima.

 

La RadioFrecuencia en el Box – cabina


Actualmente se utilizan tres tipos de radiofrecuencia.

Inicialmente, se empleaba:
La RadioFrecuencia Unipolar-Monopolar, cuyo calentamiento localizado en la parte más profunda de la dermis, actúa sobre el tejido adiposo.

Este tipo de radiofrecuencia trabaja de forma inductiva sobre los tejidos. Sus ondas trabajan linealmente, llegando a gran profundidad, por lo que es ideal para trabajar no sólo flacidez sino también la celulitis y los acúmulos grasos localizados. El calor que se genera en los tejidos es heterogéneo, por lo que se trabaja en zonas localizadas por un tiempo determinado. En el caso de tratamientos corporales se recomienda trabajar en zonas delimitadas de 10x10cm durante aproximadamente 10min y en el caso de tratamientos faciales, debe aplicarse en pequeñas zonas durante 5min (pómulo, frente, surco nasogeniano, etc). Las sesiones deben realizarse con una periodicidad semanal.

 

La RadioFrecuencia Bipolar, que produce un calentamiento superficial de la piel. Este tipo de radiofrecuencia es resistiva, por lo que actúa en tejidos tanto hidratados como deshidratados. Su emisión bipolar (dentro del mismo cabezal un polo emite y otro cumple la función de receptor) hace que se genere una gran energía. Esta energía genera un incremento de la temperatura y un mayor campo de acción, por lo que no es necesario trabajar en zonas muy delimitadas de forma continua, sino que se pueden abarcar áreas mayores. En el caso de tratamientos corporales, podemos realizar la aplicación durante 10min en un sector en particular (glúteos, abdomen), y en tratamientos faciales, la aplicación será en todo el rostro en un tiempo total de 8min aproximadamente. Las sesiones pueden realizarse cada 10 días.

 

La Radiofrecuencia tripolar

En el caso de la radiofrecuenica tripolar las polaridades rotan en el cabezal generando una gran energía. El profesional puede programar la velocidad de rotación (a mayor velocidad de rotación, mayor energía), por lo que el calentamiento del tejido será mucho más homogéneo y tendrá un campo mayor de acción. Por su disposición en forma de trébol y plana este sistema tiene una mejor superficie de apoyo, lo que evita el riesgo de sufrir quemaduras, ofreciendo un trabajo 100% efectivo. Es ideal para pieles envejecidas con gran falta de elasticidad, ya que se logra un efecto lifting y el paciente puede reincorporarse a sus actividades diarias con normalidad una vez finaliza la sesión. El tratamiento dura unos 10 minutos y pueden realizarse cada 15 días

 

La Radiofrecuencia nanofraccionada

Uno de las últimas novedades es este tipo de técnica es el tratamiento D-Coding, un protocolo donde se trabajan las antiestéticas arrugas del código de barras. Su tecnología de vanguardia basa su eficaz acción sobre el tejido de cada arruga profunda y surco, tratándola con radiofrecuencia nanofraccionada que emite un cabezal con 160 micro-pines que crean micro-cánulas, actuando en las marcas desde las capas más profundas sin ser agresivo. Esta avanzada tecnología, consigue retexturizar los tejidos desde su interior, aumentando la síntesis de nuevo colágeno y elastina y consiguiendo así que incluso las arrugas y surcos más profundos desaparezcan elevando su fondo, homogeneizando los tejidos y renovando las capas más superficiales aumentando su brillo y juventud.

La RadioRrecuencia Multipolar o 3 D, es una Evolución de la RF bipolar, la RadioFrecuencia 3D produce un calentamiento en tres dimensiones, volumétrico, profundo y progresivo

Es decir, permitiendo calentar simultáneamente las capas profundas y superficiales de la dermis.
Pero aún hay una tercera generación de equipos, más sofisticados y efectivos, que permiten aplicar la denominada RadioTermoplastia (Thermage, ICE Stamping, NDV 88 Ultima, Thermacool, ….)

El cabezal de radiofrecuencia multipolar produce un aumento de la temperatura en la piel (homogénea y constante, que alcanza los 40 grados) cuyo efecto es una contracción inmediata del colágeno y una estimulación de los fibroblastos, lo que induce la síntesis de colágeno y elastina. Las corrientes de los pulsos magnéticos actúan en la membrana celular, liberando factor de crecimiento, y estimula el nuevo colágeno (neocolagenesis) y la producción de nuevos capilares (angiogénesis), lo que cual ayuda a las células a oxigenarse y a realizar mejor sus funciones, consiguiendo una mayor regeneración celular.

Esta disposición optimiza la transmisión de energía a las capas más profundas de la piel, estimulando la actividad de los fibroblastos para un aumento de la producción de neocolágeno y elastina y consigue una mayor eficacia allí donde más interesa, sin alterar la superficie epidérmica. Esto permite combinar una altísima efectividad con un tratamiento totalmente indoloro que permite hacer vida normal de inmediato.

Al mejorar la vascularidad y el flujo sanguíneo, se aumenta la oxigenación y se transportan mejor los nutrientes, el agua y el oxígeno. Es de vital importancia esa oxigenación de los tejidos, que tiene como consecuencia un visible aspecto rejuvenecido, que aumenta sesión tras sesión.

Además de obtener el primer efecto flash, este tratamiento proporciona un efecto reconstructor y reafirmante a largo plazo. El tratamiento es totalmente indoloro, incluso resulta agradable y relajante.
Esta radiofrecuencia consigue efectos  en rejuvenecimiento facial y corporal, un auténtico lifting sin cirugía.

INDICACIONES

El tratamiento  está indicado para todo tipo de pieles que necesiten un suave (pero visible)  efecto ‘lifting’ flash inmediato, un aumento  de vitalidad de  la piel, asi como una reactivación del colágeno a largo plazo con el fin de reafirmar los tejidos y redibujar los rasgos que han ido perdiendo su definición; bien porque -pese a dormir bien y llevar un estilo de vida saludable- continua con cara de cansada (primer síntoma del envejecimiento) o bien porque ya han aparecido los signos del paso del tiempo como flacidez, arrugas y falta de luminosidad. Es ideal para dar tonicidad a los tejidos, eliminar arrugas superficiales y mejorar notablemente el aspecto de estrías y cicatrices.

Funciona especialmente bien para reducir el doble mentón, esa acumulación de grasa que en ocasiones se produce en las mejillas, ya que las perfila haciéndolas más estilizadas.

RESULTADOS, SESIONES Y TIEMPOS

Para obtener un efecto notable y duradero, se recomiendan un mínimo de 6 sesiones (a lo largo de unos 3 meses), aunque tras finalizar la primera sesión ya se percibe un efecto tensor inmediato que suele durar entre 2 y 3 días;

El pómulo se levanta, el surco nasogeniano se suaviza, el óvalo facial se redibuja y la cola de la ceja se eleva suavemente, dejando una piel visiblemente más lisa, con unos rasgos suavizados y un rostro más descansado y -gracias a la activación de la microcirculación- también resulta una tez mucho más luminosa, con un ligero aspecto ‘sonrojado’ natural.

El efecto tensor final llega a verse en su totalidad pasados unos 3 meses, que es el tiempo que tarda en producirse el nuevo colágeno. Dependiendo del tipo de piel, pueden ser necesarias algunas sesiones de mantenimiento durante el año pero los resultados son bastante duraderos.

Recordar que El número de sesiones necesarias dependerá de cada caso y del objetivo a alcanzar. Sin embargo, habitualmente, suelen requerirse entre cuatro y seis sesiones en los protocolos faciales y entre seis y ocho para los corporales.

Durante el tratamiento se sentirá calor y tras éste la piel puede presentar un ligero enrojecimiento y edema que desaparecerá en poco tiempo.
El tratamiento dura 1h aproximadamente

 

En cualquier caso, e independientemente de la tipología aplicada, las sesiones con esta aparatología resultan altamente efectivas y se han convertido para muchos en una alternativa segura a la cirugía.

 

 

Guardar

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: