Rejuvenece tu mirada sin pasar por el quirófano

por | Jun 20, 2017 | Ciencia | 2 Comentarios

Rejuvenece tu mirada sin pasar por el quirófano

 

Ojeras, patas de gallo, bolsas, párpados caídos… El contorno de los ojos es, junto con el cuello y las manos, la zona que más delata el paso de los años. Y no nos libramos ni mujeres ni hombres

 

Muchos no estamos dispuestos a pasar por el quirófano, arriesgarnos a lucir unos antiestéticos ojos de pez tras una blefaroplastia, ni a sufrir demasiado. Te contamos cuatro populares y eficces   tratamientos que te pueden ayudar a mejorar y evitar el bisturí.

 

Infiltraciones de colágeno o ácido hialurónico

Mediante la infiltración de colágeno o ácido hialurónico, sustancias reabsorbibles y biocompatibles, en el área nasoyugal –transición entre el párpado inferior, la nariz y la mejilla-, se rellena el surco de la ojera y así la transición entre esta y el pómulo es más natural. En definitiva, se consigue revitalizar y rejuvenecer el contorno de forma inmediata.

Bótox

Las arrugas del contorno de los ojos -las famosas patas de gallo- que aparecen en forma radial alrededor del ojo son dinámicas, por ello se tratan con gran eficacia con la toxina botulínica. La técnica consiste en realizar microinyecciones en el contorno ocular a nivel intradérmico-superficial.

Láser fraccional CO2

Consiste en la emisión de miles de minúsculos haces de luz que consiguen alcanzar las capas más profundas de la piel y calentarlas, dejando el tejido circundante sano. Este calor intenso activa los fibroblastos para que produzcan colágeno y elastina nuevos –con gran capacidad de regeneración y tensión-. Requiere la aplicación de anestesia local mediante crema y el tratamiento no dura más de 15 minutos.

Plasma (4º estado de la materia)

¡Se trata de un equipo que genera un flujo de electrones que, por termo-contracción, producen la retracción de la piel. Es como si se ‘evaporara’ parte de la piel sin edemas y sin necesidad de cortar ni pasar por el quirófano. Además, genera la formación de colágeno y elastina nuevos –sustancias fundamentales para la turgencia y firmeza cutánea-.

 

Guardar

Guardar

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: