Todo sobre el efecto rippling en aumento de pecho

por | May 16, 2021 | Ciencia, Miscelánea | 0 Comentarios

Rippling sígnica literalmente ondulaciones.

En la técnica de cirugía de mama, Se entiende como Rippling, de un pecho operado con un implante (ya sea en un aumento de pecho o en una elevación de mamas), a aquellas ondulaciones palpables y/o visibles que aparecen como consecuencia de irregularidades de la superficie del implante mamario que se trasmiten hacia el exterior.

Estos pliegues, que se producen a medio y largo plazo, se pueden evitar. Principalmente depende del tipo de implante que el paciente decida ponerse.

Algunos de los factores que más influyen en la aparición del rippling son:

.-. Llenado del implante

Cuanto más lleno esté el implante menos posibilidad de ondulación va a tener. Por lo tanto, al usar implantes llenos al 100% nos aseguraremos menor probabilidad de rippling.

.-. Dureza o blandura del implante

Los implantes más blandos son más propensos al rippling que los implantes de consistencia rígida.

Por lo general, provocan más rippling las prótesis redondas que presentan un gel más blando (aun siendo cohesivo) que las prótesis anatómicas, donde el gel es un poco más rígido.

.-. Adherencia que haga el implante al tejido de la mama

Cuanto más se adhieran a la piel los implantes más se notará el efecto del rippling.

Cuando las prótesis se ondulan y están muy adheridas arrastran el tejido mamario hacia abajo. Es precisamente entonces cuando se producen esas ondas marcadas.

Sin embargo, aunque la prótesis sea “blandita” y produzca cierto rippling, si no está adherida al tejido mamario no vamos a notarlo tanto.

.-. Cobertura

La cobertura también juega un papel importante en el rippling. Cuanto mayor sea la cobertura de tejido sobre el implante, aunque éste pueda presentar cierto efecto de rippling, menor será la probabilidad de que lo percibamos o lo sintamos al tacto, a través de la piel de nuestros senos. Digamos que dichas ondulaciones quedarán en el implante de forma interna, sin manifestarse en los tejidos superficiales.

Existen dos elementos que definen la cantidad de cobertura de un implante mamario: la posición y el “pinchtest”.

  • Posición en la que se coloca el implante. Cuanto más profundo se encuentre el implante en el tejido esto significa más capas de cobertura. Y, por tanto, equivale a menos rippling. Esto quiere decir que si colocamos la prótesis debajo del músculo habrá menos posibilidad de rippling, mientras que si la colocamos por encima del músculo la probabilidad será mayor.
  • También depende del pinchtest, es decir, del nivel de grasa que identifiquemos cuando realicemos un pellizco. En pacientes con una mayor acumulación de grasa se notarán mucho menos las ondulaciones del implante. Mientras que, en pacientes muy delgadas, con unos tejidos excesivamente finos, el rippling es mucho más evidente.

.-. El volumen

En un implante pequeño, aunque pudiera aparecer sobre él un poco de efecto rippiling, la mama le proporcionará la suficiente cobertura como para no externalizar esos efectos. Si por el contrario el implante es demasiado grande, aunque el tejido mamario pueda tener un grosor adecuado, su tendencia será siempre a estar muy estirado. Por lo tanto, en este último caso, las arrugas o pliegues serán mucho más evidentes en las capas superficiales de la piel.

El rippling se debe a que la prótesis se ondula en el interior del bolsillo creado y estas ondulaciones se palpan o se ven.  Es muy común que se noten en la zona más lateral y externa de la mama.

Pero cuando tienen más signicado clínico y preocupan a la mujer por su signicado clínico es cuando aparecen en el escote.

Que los implantes mamarios tengan ondulaciones es normal. Al fin y al cabo, son bolsas llenas de un gel. No son rígidas.

Es extraordinariamente común ver ondulaciones o pliegues de los implantes cuando se hace una ecografía en la mama. Pero como no se ven, no tiene importancia.

Las causas del rippling son:

.-. Un implante demasiado ancho para la mama y el bolsillo creado, de forma que al no caber, la prótesis se ondula.

.-. Falta de cobertura: hay poco espesor entre el implante y la piel y es por eso que se notan los pliegues.

Evidentemente es más común ver un rippling con los implantes encima del músculo, pero en pacientes muy delgadas el rippling puede estar patente incluso si la prótesis está por debajo del músculo.

Tratamiento del rippling

La primera opción es incrementar el grosor del tejido que cumple el implante. Esto puede hacerse mediante:

    .-. Inyección de grasa que se obtiene de liposucción (lipolling). Suele ser el tratamiento más común.

    .-. Si la prótesis está por encima del músculo, colocarla debajo del mismo

    .-. Colocar una Matriz dérmica acelular, o ADM. Son mallas de colágeno que se colocan entre implante y el tejido para aumentar el grosor y sobre todo la resistencia del tejido a la deformación, de manera que impide que la piel se adapte a la línea de contorno del implante

La matriz dérmica acelular (ADM) es una lámina de tejido específicamente preparado par de este material, terminando por reemplazarlo con su propio colágeno y nuevos vasos sanguíneos.

La matriz de ADM actúa como un lecho debajo de la piel y el músculo mejorando la adaptación de la prótesis expansora y la del implante definitivo.

En circunstancias especiales no se necesita un expansor y el implante final se puede colocar recubierto por la matriz dérmica en el momento de la mastectomía.

La importancia del pinch test en el efecto rippling

La Escasa cobertura por encima del implante (pacientes delgadas) y especialmente si llevan prótesis subglandulares o subfasciales (la colocación subfascial no está indicada si el grosor medido mediante el “pinch test” es menor de 1.5 cm).

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest