Tratamiento quirúrgico de la migraña

El tratamiento quirúrgico de la migraña ha comenzado a publicitarse recientemente en nuestro país como una nueva técnica para el tratamiento de esta enfermedad. Un nuevo tratamiento pionero mediante cirugía permitirá ahora combatir esta patología.

El procedimiento se descubrió por casualidad en los EE.UU. en 2000, al tratar las arrugas del entrecejo con toxina botulínica y detectar que algunos de los pacientes dejaban de tener migrañas.

Desde entonces, se han realizado diversos estudios sobre la eficacia de la terapia quirúrgica de la migraña, y actualmente se ha demostrado que 7 de cada 10 afectados a los que se les bloquea el músculo de debajo de la ceja (conocido como corrugador) con botox, presenta una reducción significativa de las crisis de migraña.

 

¿En qué consiste? Consiste en eliminar mediante incisiones mínimas realizadas con un bisturí el-los músculos que comprime los nervios o en denervarlo, es decir, obligar a que se atrofie lesionando las ramas motoras nerviosas, que es la técnica de Migraine Surgery Centre. Liberándolos, conseguimos evitar que aparezca la migraña. En estos pacientes parece que los nervios periféricos desencadenan la crisis. “Existen diversos puntos clave o “gatillo” que desencadenan la migraña y durante la cirugía se liberan aquellos que causan la dolencia del paciente en concreto. Éstos pueden encontrarse en la región de los ojos, la frente, la sien, la parte posterior de la cabeza e incluso en el interior de nariz”. La cirugía se realiza de forma ambulatoria con anestesia local o general. Y la duración de la intervención puede variar de 20 minutos a 2 horas, dependiendo de las zonas a tratar.

Ventajas: Es una alternativa para todos aquellos pacientes que no logran mejorar a través de otras terapias. “Alrededor de un 90% muestran una mejora significativa y permanente, muy superior a la de los tratamientos preventivos temporales como los medicamentos y el Botox. Además, es habitual que los pacientes no necesiten más intervenciones –farmacológicas y no farmacológicas- después de la cirugía.

Contraindicaciones: “Como efecto secundario se puede dar insensibilidad en la zona alrededor del punto clave desactivado”, advierte el cirujano plástico. Además, el experto no la considera necesaria si la migraña no afecta a la calidad de vida y trabajo, y se pueden controlar con intervenciones menores: medicamentos, masajes, acupuntura…

 

Pin It en Pinterest