Tratando los molestos temblores (Parkinson)  con HIFU

por | Feb 4, 2018 | Ciencia | 0 Comentarios

Tratando los molestos temblores (Párkinson)  con HIFU

 

El párkinson es el segundo trastorno neurodegenerativo más común tras el Alzheimer, afecta a más del 1% de la población y se caracteriza por la acumulación de una proteína, la alfa-sinucleína, en las neuronas dopaminérgicas y en otras áreas del sistema nervioso, lo que provoca alteraciones de la función del circuito dopaminérgico y síntomas motores como temblores o lentitud de movimientos, entre otros.

Los tratamientos actuales son sintomáticos y la mayoría modulan la actividad de los circuitos motores. En este estudio, los investigadores han utilizado un oligonucleótido inhibitorio, ASO (antisense oligonucleotide) dirigido contra la alfa-sinucleína para inhibir su síntesis.

Los profesionales del Centro Integral de Neurociencias AC (HM CINAC), situado en el Hospital HM Puerta del Sur y perteneciente a HM Hospitales, han logrado controlar los temblores y demás alteraciones motoras que acompañan a la enfermedad de Parkinson mediante una novedosa técnica pionera en todo el mundo.

Su meta es derrotar completamente a esa y otras enfermedades neurovegetativas empleando técnicas y herramientas innovadoras que no muchos tienen a su alcance.

La técnica que más alegrías está dando a sus pacientes es la tecnología HIFU (por las siglas en inglés de Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad), una alternativa menos invasiva que la cirugía tradicional para abordar enfermedades neurológicas en la que llevan trabajando desde 2015, cuando España, gracias a HM Hospitales, se convirtió en uno de los primeros países de Europa en adquirirla. Poco más de 20 centros en todo el mundo disponen de ella a día de hoy.

“Hasta ahora el HIFU se había utilizado solo en el temblor y con una diana distinta”, explica el neurólogo. “Nosotros somos pioneros en hacer este procedimiento en el núcleo subtalámico”.

“Nuestros resultados muestran que la subtalamotomía por HIFU es posible, es segura y que los pacientes mejoran de manera inmediata”, apunta, por su parte, el Dr. José A. Obeso. “Supone para los pacientes ganarle, como mínimo, cinco años a las manifestaciones motoras de la enfermedad”.

Una ventaja importante de esta técnica ejecutada por HIFU reside en que con lleva una reducción drástica de la morbilidad

El procedimiento dura entre tres y cuatro horas, durante las cuales el paciente está despierto e interactuando con los médicos.

Lo mejor “al día siguiente les permite estar en sus casas con una importante mejora de su calidad de vida”.

Fuente – Leer más

Fuente – Leer más

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: