Un ácido para cada tipo de piel

por | Abr 22, 2018 | Ciencia | 0 Comentarios

Un ácido para cada tipo de piel

A la aplicación de productos por parte de profesionales del cuidado de la piel con el objetivo de regenerar y reparar la piel se le conoce como Peeling.

El Peeling químico está indicado para cualquier parte del cuerpo.

Advertimos que se debe tener en cuenta  la concetración, el tiempo y el modo de aplicación (caliente, frio, oclusión, ….) porque los resultados obtenido serán diferentes.

Ácido glicólico (AHA)
Es el mas popular, indicado sobre todo para pieles grasas. Su acción depende de varios factres,  tanto de la concentración como de la forma y el tiempo que se aplique. Hay que diferenciarlo por dos grupos segun su concentración:

.- A bajas concentraciones se suele usar a nivel personal (uso personal) – domiciliario porque

– La descamación es suave,

– Regula la producción de la sequedad

– Ligera exfoliación

Ideal que reducir el poro dilatado, rehidrata y estimula las capas más profundas.

.- Cuando la proporción de ácido glicólico es mayor, a partir del 60 – 70 por ciento se considera un peeling médico,

– Elimina las manchas

– Para regular el sebo, cierra más los poros

Ácido tricloroacético (TCA)

Es el que más se utiliza después del ácido glicólico y su acción al igual que el glicolico depende mucho tanto de la concentración como de la forma y el tiempo que se aplique.

Es exclusivamente de uso médico, ya que tiene unos efectos medios y profundos, para problemas de marcas, manchas y pequeñas arrugas. Si la exfoliación es muy profunda, debemos advertir al paciente de que la piel estará muy descamada en los días siguientes.

El TCA ofrece una alternativa y es que a veces se le añaden aditivos como el agua oxigenada para que la irritación de la piel sea menos agresiva,  pero se desea prolongar la acción dure del efecto.

Ácido láctico (AHA)
Es un ácido suave que se caracteriza porque mejora el aspecto de la piel de forma más suave y aporta luminosidad. Se podría utilizar antes del verano o para asistir a un evento porque no produce una gran descamación, efecto Flash.

Ácido mandélico (AHA)

Es muy similar al ácido láctico y se emplea mucho en pacientes que requieren una recuperación suave porque su piel no está demasiado dañada.

Ácido salicílico (BHA)

Produce una exfoliación superficial  perfecta para tratar las espinillas y los puntos negros. Además, ayuda a preparar la piel para otros tratamientos más profundos. “Está indicado para pieles grasas, acneicas pero hay que tener siempre en cuenta si el paciente emplea otros farmacos que puedan hacer que la piel esté más sensible debido a que los peeling químicos no son aptos para personas que tomen isotretinoina, otro eficaz fármaco contra el acné.

En estos casos, hay que esperar hasta seis meses después del tratamiento”.

Acido azelaico

Ideal para pieles oscuras con fototipos 4, 5 y 6 porque evita cualquier hiperpigmentación. Este activo se suele utilizar para pieles grasas y con manchas.


Otras Ventajas:

Se puede y debe apoyar la terapia con acidos  con una cosmética dirigida al problema que queremos solucionar (acne, manchas, …. otros)

Para finalizar recordar que existen otros ácidos, como el de fenol indicado para arrugas prominentes, así como en ocasiones se optar por la combinación de varios.

ácido-piel

Posibles riesgos

Cuanto más profundo sea el tratamiento, mayor será el riesgo de padecer efectos secundarios y complicaciones. Así pues, los peelings químicos más agresivos con la piel pueden llevar aparejados los siguientes riesgos:

Enrojecimiento (eritema). Es posible algo de enrojecimiento de la piel después de un peeling químico. Con peelings más profundos o con ciertos tipos de piel, enrojecimiento puede ser grave. En función de esta gravedad el enrojecimiento puede desaparecer en unas pocas semanas, o puede durar varios meses.
Cambios en el color en la piel. Las áreas tratadas se pueden tornar más oscuras (hiperpigmentación) o más claras (hipopigmentación) que la piel circundante. Los peelings más suaves y superficiales son más susceptibles de causar hiperpigmentación, mientras que los peelings profundos tienen más posibilidades de causar hipopigmentación. Este efecto secundario afecta sobre todo a las personas con la piel más oscura, por lo que a menudo se les recomiendan las exfoliaciones más suaves.

Costras y escamas. Pueden aparecer durante el periodo de recuperación tras el enrojecimiento, si bien se suelen caer pasado el tiempo de reposo.

Hinchazón (edema), especialmente alrededor de los ojos.

Cicatrización. En raras ocasiones, un peeling químico puede provocar cicatrices, generalmente en la parte inferior de la cara. Afortunadamente es posible usar medicamentos esteroides y antibióticos para suavizar la apariencia de estas cicatrices.

Reacción alérgica a la sustancia química.

Infección. Las personas que tienen un historial de brotes de herpes, son especialmente propensas a la infección por este virus después de una exfoliación química. En contadas ocasiones, también se puede conducir a una infección micótica o bacteriana-

Aumento de la sensibilidad a la luz solar. La nuevas células de piel que quedan expuestas tras el proceso de pelado carecen de la pigmentación suficiente, por lo suelen ser más sensibles a la luz solar durante algún tiempo.

Precauciones y advertencias:

Siempre se debe  proteger la piel del sol y mantenerla hidratada.

Ser muy cuidadosos e valorar el efecto de cada uno de ellos, antes de su uso – aplicación.

 

[siguienteyanterior]

Pin It en Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: