Vitaminas y Minerales, Una estrategia nutricional equilibrada.

 

Una estrategia nutricional equilibrada y responsable debe ir acompañada con la toma las vitaminas y los minerales regulan el metabolismo, facilitan la liberación de energía y garantizan que se lleven a cabo funciones importantes en la síntesis de los huesos y los tejidos.

Las vitaminas A, E y C, el zinc y el selenio poseen potentes efectos antioxidantes contra los radicales libres. Además, son indispensables para prevenir muchas enfermedades graves como el cáncer, el alzheimer o las enfermedades cardíacas, entre otras.

Sin embargo, una buena parte de la población no consume la cantidad diaria recomendada (CDR) de vitaminas, minerales y otros nutrientes. Además, esos nutrientes no son siempre de la mejor calidad, especialmente en el caso del zinc, el ácido fólico o la vitamina D -este último caso afecta particularmente a personas mayores de 50 años.

 

https://youtu.be/N4Yms_4llG0

El especialista en nutrición más reconocido del mundo, el profesor Walter Willett, director del Departamento de Nutrición en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, considera que una “pirámide alimentaria” completa y capaz de optimizar la salud debería incluir la toma diaria de vitaminas.

La investigadora francesa Nicole Darmon ha calculado que es posible cubrir los aportes nutricionales recomendados sin tomar multivitaminas… ¡pero siempre que coma vísceras, marisco, pan integral, nueces y otros frutos secos y añada a su dieta una gran cantidad de frutas y verduras frescas -por ejemplo, una mujer necesita 1,25 kg al día-!

Diversos estudios han probado los beneficios de las vitaminas sobre enfermedades:

Efectivamente, la incorporación de alimentos en la dieta ricos en vitamínas y minerales contienen:

  • Vitamina D, que favorece la diferenciación de las células y disminuye su proliferación.
  • Vitaminas C, E y betacarotenos, importantes porque neutralizan los radicales libres y activan el sistema inmunitario.
  • Los folatos (vitamina B9), que juegan un papel en la metilación del ADN.

 

¿Y todo esto se puede complementar con Mutivitaminicos?

La respuesta es Si, pero consultando cada caso a su Medico habitual. Incluso no todos los multivitamínicos son iguales, ni son tan recomendables.

 

Los multivitaminas que debe evitar

Un estudio americano realizado sobre más de 38.000 mujeres ha demostrado que los suplementos de hierro y de cobre aumentan el riesgo de muerte cuando la persona no padece un déficit significativo.

Por eso, debe evitar a toda costa los multivitamínicos que contienen estas sustancias, pues se convierten en agentes oxidantes y cancerígenos.

Evite también los multivitaminas que contienen calcio: al contrario de lo que comúnmente se cree, es muy poco frecuente sufrir déficit de calcio. De hecho, los complementos que contienen esta sustancia aumentan el riesgo de infarto y afectan a la absorción de otros elementos importantes como el zinc.

Desconfíe de las “megadosis”: ciertos multivitamínicos contienen dosis demasiado altas y sólo deberían ser utilizados con la máxima prudencia y bajo supervisión médica.

Desconfíe también de los complementos de multivitaminas que contengan listas interminables de ingredientes a priori interesantes. Se trata de un recurso publicitario: los fabricantes añaden multitud de sustancias a sus cápsulas, pero en dosis ínfimas, sin absolutamente ningún efecto.

 

Nuestro consejo NDV:

Siempre deben hablar con su médico antes de tomar cualquier suplemento para aprender a usarlo correctamente, saber cuál es la dosis que deben tomar, si hay efectos secundarios y cómo estos podrían afectar a su salud. También se debe hablar con un médico sobre el uso de suplementos como hierro y vitaminas, así como de cualquier suplemento utilizado para mejorar el rendimiento físico y deportivo.

 

 

Pin It en Pinterest